(Brasil).- Luego de dos años y medio de obras, o FCA Group abrió el Polo Automotivo Jeep en el estado brasileño de Pernambuco, para atender al mercado de Brasil y América Latina.

Si bien la instalación se ubica de cara al Océano Atlántico, la firma señaló que también apuntarán a los mercados del Pacífico como Perú, en donde son representados por Divemotor.

El director de Manufactura del Parque de Proveedores de la fábrica, Alfredo Fernández, detalló que la fábrica de Jeep producirá inicialmente el modelo Renegade, una SUV compacta para jóvenes y familias.

Luego, comenzará a producir otros autos; sin embargo, no reveló las características de los mismos por una estrategia comercial. En la actualidad, la Renegade de Jeep es producida y distribuida desde sus fábricas de Estados Unidos e Italia.

El proyecto, que comprende la fábrica de autos, 16 plantas de proveedores de 17 líneas de componentes e infraestructura de terceros, demandó una inversión de 7,000 millones de reales, es decir, US$ 2,408 millones del grupo empresarial y sus socios proveedores. El Estado de Brasil también desembolsó un presupuesto para infraestructura en los alrededores.

ProducciónLa planta de Jeep tiene una capacidad para producir 250,000 vehículos al año; sin embargo, podría llegar hasta las 600,000 unidades por año con futuras ampliaciones. En la actualidad, el área construida ocupa 270,000 m2 de los 500,000 m2 del terreno total.

En el lugar trabajarán más de 5,000 personas y para su construcción se contrató a 11,000 obreros, técnicos y especialistas. La inauguración oficial con los máximos ejecutivos del FCA Group y autoridades será este martes 28 de abril.