Si bien ha logrado mantener en AA- la calificación asignada a su capacidad de pago por la clasificadora de riesgo Equilibrium, esta firma subrayó que la evaluación "se vio limitada" por las discrepancias entre la empresa y el ente regulatorio Sunass y porque los "auditores externos de Sedapal se abstuvieron de emitir una opinión sobre el ejercicio del 2011", precisa en su informe sobre el estado financiero de la empresa estatal.

Señala que los auditores externos adujeron que se abstuvieron de dar opinión porque el sistema de control interno de Sedapal "presenta debilidades significativas en la preparación y presentación de los estados financieros, existiendo el riesgo de contener imprecisiones o errores materiales".

No obstante lo anterior, Equilibrium, empresa de , indica que "uno de los principales motivos que fundamentan la abstención por parte de los auditores externos está dado por la no concordancia de los estados financieros 2011 con la adopción por primera vez de las NIIF, en vista de que Sedapal se encontraba en la obligación de hacerlo desde el 2011".

La firma calificadora advierte que "se mantiene a la expectativa de la regularización de estos aspectos, tanto de la adopción de las NIIF como de la opinión de los auditores externos".

Sedapal es la empresa de saneamiento más grande del país, con un millón 352 mil 303 conexiones, que representan el 29% nacional.