Con la mayor sensación de frío, las embotelladoras de gaseosas de mediano y pequeño porte evalúan una mayor producción de envases de 2.5 a 3 litros en lugar de envases de 500 mililitros. Así lo señaló Elizabeth Berrocal Morales, gerente general de Compañía Embotelladora Peruana (Cepsa), productora de la marca de gaseosas Chavín Kola.

Sostuvo que el consumo de bebidas comienza a ser más grupal en la temporada de frío, mientras que en verano las gaseosas son consumidas en pequeño formato.

"Se deja a un lado la botella individual (500ml) y comienza a pedirse una botella en formato familiar", acotó.

Para tal efecto, Cepsa planea la producción del envase en estas dimensiones para competir en el mercado de gaseosas de mayor volumen.

Sector

Berrocal explicó que la demanda de gaseosas producidas por embotelladoras pequeñas en Lima se concentra en los conos y compite por precio y sabores.

El público infantil y adolescente (con edades de 7 a 19 años) prefieren las gaseosas con sabores de piña, naranja, lima limón y roja.

Al respecto, comentó que las gaseosas amarillas y negras son "maduras" en el mercado, al tenerse marcas mejor posicionadas que producen estas variedades en mayor volumen.

EL DATO

Restricción. Debido a los limitados volúmenes de producción con que cuentan (un promedio de 2 millones de botellas al mes en formato de 500 mililitros), es complicado ingresar al canal supermercadista.