Bruselas (Reuters).- , el mayor fabricante mundial de cerveza, pronosticó un débil comienzo del año en Estados Unidos y Brasil después de reportar ganancias ligeramente más bajas que las previstas en los últimos meses del 2012.

El productor de las marcas Budweiser y Stella Artois dijo el miércoles que los volúmenes de Estados Unidos, donde tiene la mitad del mercado, se verían afectados por la presión a corto plazo sobre la renta disponible en el primer trimestre y un invierno más duro que en el 2012.

En , donde su cuota de mercado es de aproximadamente dos terceras partes, los volúmenes serían suaves debido al clima húmedo y un período temprano de Carnaval. Para todo el año, AB InBev ve un alza de los volúmenes de Brasil entre un 1 y un 5%.

La cervecería, que está tratando de tomar el control total de Grupo Modelo en México, dijo que espera que los costos por hectolitro aumenten en torno a un 5% frente a un incremento del 7.2% en el 2012.

Los gastos de distribución, que subieron un 8.9% el año pasado, también se incrementaría en torno a un 5%.

Las ganancias consolidadas antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización EBITDA de la compañía crecieron un 9.9% sobre una base comparable a 4,390 millones de dólares. La previsión promedio de un sondeo de Reuters entre 16 corredurías y bancos era de 4,410 millones de dólares.