Se está convirtiendo en un estándar. Según un sondeo del Institute for Building Efficiency, de Johnson Controls, el 72% de las empresas a nivel global ha fijado metas de manera interna o públicamente para incrementar su inversión en durante los siguientes doce meses.

Clay Nelser, vicepresidente de Sostenibilidad de Johnson Controls, explica que en los últimos tres años, el interés por prácticas ecoeficientes se ha duplicado en el mundo. Los hallazgos de este estudio, realizado desde hace siete años en diez países (Brasil es el único de la región) y con respuestas de más 3 mil firmas, se contrasta con la realidad peruana.

En el país, un 90% de empresas invertir en sostenibilidad ni ecoeficiencia, según el Council on Green. Y aunque es cierto que no todas tienen la misma libertad para priorizar estas prácticas, "las empresas ya están pagando por eficiencia, pero asumen ese costo a través de facturas de servicios públicos más altos", explicó Nesler.

"Puedes tomar algo de ese dinero e invertirlo en infraestructura, mejor aire acondicionado, iluminación más eficiente, mejores controles y pagar por esos cambios en el tiempo con el ahorro. Una vez que ese equipo se ha pagado, todos los ahorros irán hacia el dueño del edificio", detalló.

Cinco barrerasEl sondeo, titulado , fue expuesto durante la conferencia del Peru Green Building Council, realizada entre el 28 y 29 de junio en Lima. Puesto que la todavía no está en el interés del 100% de las empresas, la investigación indica que hay cinco obstáculos para ello.

El conocimiento, la pericia técnica, la confianza en el ahorro, trabas en financiamiento y disponibilidad de capital. Nesler explica que la falta de conocimiento sobre cómo ser ecoeficiente es clave. Luego viene el financiamiento. "Las inversiones en eficiencia energética porque no se relacionan directamente con ingresos o producción tienen una menor prioridad", indicó.

Pero el proyecto de modernización del Empire State Building, realizado por Johnson Controls y otras cinco firmas especializadas, puede ser una prueba de que la inversión paga. Construido hace más de 80 años, este edificio ha logrado ahorrar US$ 2.4 millones, con un consumo de energía menor en 38%, sobrepasando su meta por 5% en un año (2011).

"Ha tenido un impacto en las rentas, un muy buen impacto en el dueño del edificio y de los que trabajan ahí. Es un gran ejemplo de tomar una construcción de 1931 para que ahora sea uno de los edificios comerciales más importantes de Estados Unidos", finalizó.

LOS DATOS-Se espera que al año 2013, el mercado de los edificios verdes a nivel mundial mueva unos US$ 60 billones, quintuplicando así la cifra que alcanzó en el 2010 (US$ 12 billones).-El Peru Green Building Council estima que habrá más de 25 proyectos con la certificación ecológica LEED. Hoy solo cinco edificios cuentan con esta (Gestión 14.06.2013).-En Australia, el gobierno ha establecido una norma para que las inmobiliarias hagan pública la información de prácticas ecoeficientes en los edificios que alquilan o venden, creando un nuevo espacio de competencia, según Clay Nesler.