Reuters.- Una bonanza del gas de esquisto o shale gas en está revolucionando al nicho de mercado para el gas licuado de petróleo (GLP), reduciendo precios globales y desafiando a exportadores establecidos en Oriente Medio, como y Qatar.

"Las estrellas están alineadas para mayores exportaciones de GLP de Estados Unidos a Asia", dijo la consultora energética estadounidense ESAI Energy.

"Del superávit anticipado de estadounidense de casi 350,000 barriles diarios al 2015, cerca de 110,000 podrían llegar a mercados asiáticos. Esto redibujará los flujos de comercio global de GLP y forzará a exportadores de GLP de Oriente Medio a reducir sus precios", agregó.

Mercados atractivosLos altos precios globales han atraído inversiones y la capacidad de exportación de Estados Unidos ahora aumenta rápido. "Estamos viendo a un panorama energético en rápido cambio que presenta excelentes oportunidades", comentó el vicepresidente ejecutivo de Phillips 66, Tim Taylor.

"Hay atractivos mercados fuera de Estados Unidos para productos como el butano y el propano", agregó.

Las exportaciones estadounidenses de GLP promediaron alrededor de 148,000 barriles diarios en el 2011 y subieron a 196,000 el año pasado. En los primeros siete meses del 2013 ya registraban un promedio de 280,000.

Analistas afirman que la bonanza de exportaciones de GLP de Estados Unidos será impulsada aún más por la expansión del Canal de Panamá, lo que permitirá el paso de transportes de gas muy grandes a partir del 2015 y reducirá el costo del flete al recortar el tiempo de navegación desde Estados Unidos a Asia en más de dos semanas.