La desacelaración de la economía no es exclusiva del Perú. Para la (Cepal) el factor externo se ha vuelto más restrictivo, lo que hace que los países emergentes y de América del Sur también tengan crecimientos menores a los de años anteriores.

Para el director de la División de Comercio Internacional e Integración de Cepal, , esta situación se da principalmente porque el vínculo con China con este grupo de países se ha fortalecido pues pasó de ser un socio insignificante en los inicios de la década pasada a ser el principal mercado de Brasil, Chile y Perú.

"Suponiendo que hay estabilidad financiera y que no volvemos a caer en otra crisis en término de comercio-PBI, sin duda la idea de no es mala", dijo a Gestion.pe.

Esta afirmación la hizo en alusión a lo señalado por el ministro de Economía y Finanzas, Luis Miguel Castilla, quien al inicio de su gestión dijo que le prendía velitas a todos los días a China para que no se caiga.

Rosales señaló que actualmente la relación entre economías como la del Perú con China, hace que cada punto menos de crecimiento del país asiático tiene un efecto directo en los precios del cobre y afecta a los productores de este mineral, no solo en el sector minero sino en las inversiones en general.

Explicó que al igual que en el Perú, en Chile hay una crítica de un sector político al menor crecimiento de la economía que en el caso del país del sur sería solo de 3.5% el 2014, mientras que el PBI peruano lo haría en 5.5%.

"Es fácil decir yo antes crecía a 6%, sí claro cuando China crecía a 10%", dijo y añadió que el crecimiento de 7% esperado para este año ayudará a que las economías no se desaceleren más. "Si bajase, allí sí que nos pillen confesados", comentó.