El concesionario que se adjudique la futura central , en el Cusco, tendrá un plazo de 25 meses para la Puesta en Operación Comercial (POC), los cuales se contarán desde el cierre del proceso de concesión que realiza la Agencia de Promoción de la Inversión Privada ().

Según la segunda versión del Contrato de Compromiso de Inversión del Proyecto "Central Térmica de Quillabamba", será una obligación del inversionista asegurarse que a partir de la POC y durante el plazo del contrato, el Sistema de Generación Quillabamba (SGQ) se encuentre operativo en su totalidad y disponible para el Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN).

El cronograma de actividades que el inversionista planea seguir para el financiamiento, obtención de licencias y certificados, selección de contratistas así como para la ejecución propiamente dicha de las inversiones y obras, deberá ser entregado al Ministerio de Energía y Minas (MEM) y al Osinergmin.

Tal cronograma deberá ser entregado dentro de los cuatro meses posteriores a la fecha de cierre del proceso.

El proyecto tendrá una central termoeléctrica con una capacidad de 200 megavatios (Mw) de ciclo simple, la cual operará con gas natural. La a aproximadamente US$ 180 millones y la buena pro está prevista para el tercer trimestre del 2015.