¿Por qué es complicado tener mejores relaciones comerciales con Europa?

Richard Weber, presidente de Eurochambres, asociación de cámaras de comercio europeo, explicó cuáles son las principales barreras para tener mejores lazos comerciales con Europa.

¿Por qué es complicado tener mejores relaciones comerciales con Europa?

En un mundo cada vez más global y en el que alianzas comerciales importantes peligran por decisiones políticas –consecuencia de las acciones de Donald Trump- existen barreras muy importantes que deben ser superadas.

Dentro del marco de la XII Cumbre Internacional de Comercio Exterior, organizada por la Cámara de Comercio de Lima, Richard Weber, presidente de Eurochambres, asociación de cámaras de comercio europeo que conglomera más de 20 millones de empresas, conversó con Gestión sobre cuáles son los principales obstáculos para un mejor intercambio comercial entre Europa y América Latina.

¿Uno de los obstáculos más importantes? El intercambio cultural.

¿En qué situación se encuentran las relaciones entre la Unión Europea y Mercosur?Por el momento está en pendiente porque el gobierno en Argentina y otros países están en buen rumbo pero tienen elecciones pronto. Argentina en octubre, Paraguay y Chile también. Pero el problema es Estados Unidos. Ellos están disparando en contra de este tratado. Nosotros queremos que se haga pero el problema está en los detalles. Quizá exagere pero el tema de si la papa es redonda u ovalada, es un poco el tono de los problemas.

¿Cuál es la razón de esa discusión por detalles?Ganar tiempo. Para hacer todo bien y no dejar cabos sueltos.

¿Para cuándo cree que se puedan aclarar estos temas?Me gustaría tener el contrato firmado después de las elecciones de Argentina pero soy realista. Antes de julio del siguiente año no se va a dar.

¿Cuáles son las principales barreras para promover lazos comerciales entre América Latina con Europa?Es complicado. Cuando hablas con ejecutivos en el negocio de acero o cervezas hay ideas completamente distintas. Los empresarios latinoamericanos, especialmente en Perú, saben cómo crecer sus negocios. En otros países de América Latina, un negocio creciente genera escepticismo ante los líderes políticos. Una de las cosas que se dicen detrás es corrupción. Hoy hablé con el productor de celdas solares y si él quiere vender sus productos a una empresa aquí o al Estado tiene que cumplir con una conformidad porque es europeo, si no recibe un castigo en Europa. Él perdería su mercado porque la gente en Latinoamérica pregunta: ¿cómo puedo sacar provecho de esto? Eso no es corrupción pero es una distinta manera de hacer negocios. Eso frena los negocios.

¿Cómo se puede atacar eso?Nosotros tenemos muchas leyes restrictivas. No podemos hacer negocios con ustedes.

¿No hay alguna forma de superar esto?Por supuesto. Se puede superar con el tiempo. Por ejemplo, el presidente Pedro Pablo Kuczynski dijo que ustedes exportan mucha electricidad. Algunas personas de los equipos solares tienen que irse a sus casas porque el gobierno no quiere que esta industria este en este país u otro lado. Eso es no abrir la mente. Abrir la mente sería pensar que el futuro de la electricidad es solar. La electricidad no es tan ecológica. Por ejemplo, si se tiene un carro de Tesla, producirlo genera mucho daño ecológico. La electricidad no se puede almacenar. Para Europa se necesita solo una central eléctrica. Eso es a nivel macroeconómico. A nivel micro es muy diferente y dificultoso y para ello estamos los empresarios.

A nivel microeconómico, ¿cuáles son las principales barreras?Hay una forma de hacerlo en América Latina por sus propios medios. Aquí en Sudamérica hay que aceptar el lenguaje detrás. La cultura influencia en los negocios. Si no aceptas eso te vas a casa. No hay microeconomía sin esa base.

¿Debería haber más intercambio cultural?Sí, sí. Intercambio cultural para aceptar a los otros con sus ideas. No para decir que los europeos siempre están regulados o que los latinoamericanos son esto o lo otro. Es aceptar otros mercados. Yo vengo del mundo cervecero y tenemos una ley de pureza. Desde hace 500 años, con esta ley, los alemanes solo podemos hacer cerveza con malta, lúpulos y levadura. Pero en otros países del mundo eso no existe. Pueden hacer la cerveza con lo que quieran. Y los otros países ponen esto en las cortes más altas de Europa y los alemanes estamos condenados a aceptar la importación de cervezas con sus métodos. Hubo esta sabia decisión por parte de las cortes de decirles a los otros países de poner todos los ingredientes en las etiquetas y nosotros lo aceptamos para que los consumidores puedan decidir.

¿Cree que la visa ayudaría a mejorar las relaciones comerciales?Habrá mejor educación y más intercambio cultural. El problema es que yo, como empresario, algunas veces voy a querer proteger mi mercado porque no quiero tener competidores. Pero si no se acepta eso, se pierde. Se pierde invención, ideas y eso es el caso de Estados Unidos. Importan nuevos productos pero Trump no quiere eso y ahora no viene más innovación ni inversión. Si no se acepta que otros vengan con sus ideas, estás acabado. Quiere retraer cualquier relación con Estados Unidos y no queremos eso.

¿Europa tiene planes para promover relaciones comerciales con Perú?Políticamente es complicado por el momento. En Europa hay muchos gobiernos que no están estables. Por ejemplo, por 200 días Holanda no ha tenido gobierno; Alemania también está en una situación complicada. Hagamos primero nuestra tarea y luego hablaríamos con Latinoamérica o Asia. Esto pasa (los gobiernos nuevos) en Hungría, Polonia, Dinamarca, Suecia. Por el momento nada pasará pero el futuro es bueno.

Leer comentarios ( )

Fotogalerías