Módulos Temas Día

Colocación de deuda de países emergentes anotó sorpresivo récord en el 2013

Entre la emisión corporativa y soberana, se alcanzó una cifra histórica US$ 450,000 millones. El dato causó sorpresa porque se esperaba que la amenaza del tapering afecte negativamente estas colocaciones.

notitle

Londres (Reuters).- Las colocaciones de deuda en dólares de mercados emergentes anotaron un máximo histórico de US$ 450,000 millones este año, una cifra que sorprendió a operadores de la industria que estimaban que la emisión se vería afectada por la amenaza del retiro de estímulos monetarios de Estados Unidos.

Tasas bajas de interés en términos históricos y una ausencia durante meses de la reducción de estímulos esperada en Estados Unidos mantuvo el flujo de prestamistas, con sólo un congelamiento del mercado relativamente breve.

"El mercado realmente estuvo cerrado en junio y julio, esa es generalmente una temporada muy tranquila del año", comentó Marc Balston, analista de deuda emergente en Deutsche Bank. "Probablemente sólo perdimos un mes o seis semanas. Vimos un incremento en septiembre", agregó.

La emisión conjunta soberana y corporativa de mercados emergentes sumó US$ 450,000 millones este año, que se compara con US$ 437,000 millones el año pasado, cuando ya había marcado un récord, según datos compilados por ING.

JPMorgan estimó colocaciones corporativas récord de US$ 335,000 millones este año, con una emisión total de US$ 420,000 millones.

Para los prestamistas soberanos, una escasez de oferta el próximo año probablemente mantendrá las tasas bajas, mientras que la deuda corporativa con altos rendimientos tienen espacio para anotar un mejor desempeño, afirmaron analistas de mercados emergentes.

Los rendimientos han subido, pero los mercados han tenido meses para ajustarse al concepto de vivir con la reducción de estímulos monetarios de la FED, y los retornos permanecen relativamente bajos de acuerdo a estándares históricos.

Los rendimientos de la deuda soberana de países emergentes promedian cerca de un 6.2%, según el índice EMBI-Global de JPMorgan, luego de alcanzar mínimos por debajo de un 5% a comienzos de año.

"Estamos viendo un panorama relativamente constructivo para el 2014", sostuvo Balston.

Con la disipación de la incertidumbre de este año después de que la FED anunció la reducción de sus estímulos, la deuda emergente podría atraer a nuevos inversores en el 2014.

Bank of America-Merrill Lynch prevé la emisión de US$ 425,000 millones el próximo año, que se compara con US$ 410,000 millones que calculaba para el 2013.

El retiro de los estímulos monetarios de Estados Unidos probablemente lleve a los inversores de vuelta a casa, atraídos por mayores rendimientos sin el riesgo del país.

En ese ambiente, los prestamistas emergentes de mayor riesgo aún pueden atraer a inversores debido al mayor retorno de su deuda.

Leer comentarios ( )