Elías Garcíaelias.garcia@diariogestion.com.pe

Por oposición de la Marina de Guerra de Chile, el Perú está impedido de poder ampliar la capacidad del muelle que opera en Arica, y que necesita para poder recibir buques de mayor tonelaje, advirtió Mario Arbulú, expresidente de esa empresa estatal.

Si bien ese muelle tiene capacidad para movilizar carga en contenedores y a granel, en noviembre último segun la Autoridad Portuaria Nacional (APN) movió apenas 175 toneladas métricas ™ de carga no contenedorizada, frente a 55 mil TM del puerto de Ilo.

Vale recordar que el puerto de Ilo se sitúa a 209 kilómetros de Tacna, mientras que el muelle peruano en Arica dista a solo 45 kilómetros de dicha ciudad. Arbulú recordó que en el 2008, cuando era presidente de Enapu, solicitó al se le permita a esa empresa ampliar el muelle que opera en Arica, para poder recibir buques de mayor tonelaje, a fin de movilizar granos y trigo de Argentina, lo que podía ser buen negocio para nuestro país.

Pero para poder concretar la ampliación añadió el Gobierno de Chile exigió a Enapu que hiciera un estudio a cargo de empresas chilenas, el cual se concluyó, pero la Marina de Guerra del vecino país del sur no lo aprobó.

"Por esa razón, ese muelle es solo decorativo, no tiene el movimiento de carga que quisiéramos. Enapu quiere desarrollarlo más, pero tengo entendido que el Gobierno chileno no nos va a dejar hacerlo", apuntó.

El tren fantasmaOtra infraestructura que el Perú comparte con Chile es el ferrocarril Tacna – Arica (que fuera transferido por Enapu al Gobierno Regional de Tacna), el cual colapsó y se mantiene en abandono desde el 2009.

Al respecto, el presidente de Perucámaras, , planteó que ese ferrocarril se entregue en concesión, a fin de rehabilitarlo y potenciarlo, para permitir no solo el transporte de pasajeros sino también de carga, de tal forma que se conecte con el muelle peruano en Arica.

CongestiónPeter Anders remarcó que es necesario rehabilitar el citado tren, con el fin que contribuya a resolver la congestión en el movimiento de pasajeros y carga que se viene dando en el puesto fronterizo de Santa Rosa (situado en lado peruano).

Explicó que el volumen de personas que cruzan ese punto de la frontera entre ambos países se ha incrementado a un ritmo de 20% anual, y se tienen flujos de 10,000 viajeros, lo que genera un ingreso diario de S/. 24 millones para Tacna, en provisión de servicios médicos, restaurantes, hoteles, etc.

Ese incremento en el flujo de visitantes ha hecho que el citado puesto fronterizo quede obsoleto, pues demora más de dos horas en pasar el control aduanero, situación que se podría resolver si se reanudaran los viajes por tren, anotó.