Diario Financiero de ChileRed Iberoamericana de Prensa Economica (RIPE)

A dos semanas de la presentación del Informe de Política Monetaria (IPoM) de diciembre, por parte del Banco Central de , las proyecciones parecen comenzar a quedar rezagadas.

El instituto emisor previó una expansión de entre 2.5% y 3.5% para el Producto Bruto Interno (PBI) durante el próximo año.

Sin embargo, un sondeo realizado por Diario Financiero a una treintena de economistas locales, muestra que la gran mayoría (57.1% de los consultados) cree que el desempeño de la actividad durante el próximo año sólo estará en la parte baja del rango entregado por el instituto emisor. Otro 28.6% plantea que la economía crecerá incluso por debajo de dicho rango.

De hecho, sólo 14% de los consultados cree que el "punto de inflexión" de la ya se dio durante 2014, la mayoría estima que éste tendrá lugar recién en la primera mitad del próximo año.

Uno de los consultados plantea que si bien el término de la desaceleración se registrará en el primer semestre de 2015, el "rebote" de la actividad se verá recién a fines de ese año. Otro de los expertos indica que se deberían ver mejores cifras de crecimiento en la primera parte del año, principalmente por una menor base de comparación.

Por el lado positivo, otro encuestado dice que la economía "se verá empujada por la fuerte baja en los costos de energía y petróleo, la devaluación que empujará el carro exportador y el gasto fiscal".

Casi la mitad de los economistas (46.5%) cree que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) estará por debajo de 3%, es decir, inferior al rango de tolerancia del Banco Central.

Asimismo, la gran mayoría de los expertos (74.1%) espera que el dólar se mantenga en un rango entre $ 600 y $ 650 a fines del próximo año.

En este escenario, la mediana de las respuestas muestra que la tasa de política monetaria (TPM) se mantendría en 3% durante todo el próximo año. Sin embargo, algunos indican que de mantenerse una actividad deprimida y con bajas presiones inflacionarias (por holguras de capacidad y menor precio del petróleo), la autoridad podría optar por bajas adicionales del tipo rector durante la primera parte del año.

Autoridades al pizarrónEl magro desempeño de la actividad durante 2014, y las bajas expectativas para el próximo año, han golpeado con fuerza las evaluaciones que los expertos hacen de algunos de los principales actores en materia económica.

Aunque la nota más mala la obtiene el Congreso, "reprobando" el año con un 3.1, la evaluación que más destaca negativamente es la del ministro de Hacienda, , que cierra el año con una nota promedio de 3.2 entre los economistas consultados.

El principal responsable de las arcas fiscales, se mantiene así en el rango de "reprobación" (bajo 4.0) que ya exhibía en el sondeo realizado por DF en agosto pasado, cuando obtuvo un 2.9. Esto está en línea con la percepción dos tercios de los consultados, que ven que la desaceleración económica de Chile se debe principalmente a factores internos.

La actuación del sector empresarial durante 2014 tampoco fue bien evaluada por los economistas, quienes lo califican con un 4.3 promedio.