LUIS FERNANDO ALEGRÍAluis.alegria@diariogestion.com.pe

El Gobierno estima un crecimiento de 6% para el 2014 ¿Cuál es su apreciación?La fuente de este crecimiento estimado es la puesta en marcha de una serie de proyectos mineros, básicamente de cobre. Sin embargo, estamos sujetos a los precios mundiales del cobre y la demanda física del exterior, que viene de China.

ya no va a crecer a tasas de 10%, que nos aseguraba un ingreso fuerte en minería. Este año se espera que crezca, como máximo, 8%. No manejamos la demanda mundial de cobre ni su precio, por lo que no hay certeza respecto a ese 6%.

En síntesis, el crecimiento esperado depende básicamente de minería, tenemos una situación de brecha externa y esas importaciones se sustentan con crédito. El gobierno apuesta a crecer con los proyectos vinculados de cobre, pero eso supone que haya demanda externa por ese cobre (que vendría de china) y que haya un ambiente amigable para la inversión extranjera para que estos proyectos salgan.

Entonces, ¿realmente podemos alcanzar ese 6% estimado por el MEF? Yo no creo que logremos el 6%. Creo que vamos a estar entre 4 y 5% este año. Si uno ve las cifras a nivel mundial la economía se está desacelerando. Es más, EE.UU. ya comenzó a reducir el estímulo económico y ha anunciado que va a seguir con esa reducción, con lo que es probable que EE.UU. se desacelere y es el principal comprador de bienes chinos. Con eso, China crecería un poco menos y demandaría menos materias primas, entre ellas el cobre de Perú.

¿Qué sectores serán el motor del crecimiento en este año? Es difícil decirlo por ahora, pero según lo que el Gobierno espera, minería tendría que recuperarse. Hay que considerar que probablemente aparezca con un crecimiento relativamente alto, porque se va a comparar con una cifra bastante baja.

Creo que va a crecer menos de 10% de todas maneras, porque el crédito está llegando a un límite y el exceso de oferta de inmuebles está haciendo que los precios se vayan estabilizando e, inclusive, vayan disminuyendo.

Agroindustria no es muy claro porque se orienta básicamente a Europa y EE.UU. Servicios sería el sector que estaría moviendo más la economía este año.

¿Considera que el auge crediticio de los últimos años es un peligro potencial para Perú?En los últimos años, claramente el crédito ha crecido mucho más que los ingresos. Esto es distinto en un momento de crecimiento fuerte que en un . La economía peruana viene desacelerándose desde el 2010. Entonces lo que podría ocurrir es que, si los ingresos crecen más lento producto de la desaceleración y los créditos no se frenan, entonces va a llegar un momento en que la gente no va a poder pagar lo que debe vía tarjetas de crédito u otros instrumentos.

Pero la expansión monetaria del BCR justamente abarata los créditos…Creo que no corresponde estimular la economía con un mayor auge crediticio en momentos de desaceleración, porque lo único que se hace crecer es la deuda de las personas. Luego, en la medida en que la economía se desacelera por ende tienen menos ingresos, entonces no van a tener cómo pagar y la morosidad va a comenzar a subir.

¿Los hacedores de política están preparados para enfrentar sorpresas?Tanto el MEF como , pero el problema es que están jugando con un entorno externo difícil; cada vez más complejo. En el 2012 y 2013 se ha podido aguantar con las herramientas de ambos, pero el tema es si se puede esperar que esas herramientas mantengan a la economía en movimiento siempre. Probablemente sea mejor que la economía peruana se acostumbre a crecer entre 4 y 5%, que no es malo.

¿A qué responde esa 'obsesión' con la tasa de crecimiento del PBI?Tenemos que entender que el crecimiento altísimo entre el 2006 y 2008 ha sido debido al 'boom' de precios mineros. Pasado ese 'boom' tenemos que acostumbrarnos a avanzar a un ritmo más lento, lo que no tiene por qué ser malo.

El problema es que, tal como se han planteado las cosas, ese crecimiento menor está influyendo mucho en expectativas. El inversionista está pensando que se está creciendo menos y eso crea profecías autocumplidas: si se ve menor dinamismo, la gente invierte menos y la economía se va estancando.

Por eso, es mejor ser realista y decir que nos conviene crecer de manera sostenible y estable entre 4 y 5%, una tasa bastante respetable.

Si se acentúa la desaceleración, ¿convendría una nueva reducción en la tasa de referencia del BCR?Si se inyecta más liquidez en este momento, lo único que se va a reactivar es el consumo. Y eso no es sostenible. La reactivación tiene que ser vía mayor inversión privada; y con la inversión pública como complemento. Primero la inversión, luego el consumo y no al revés.

Creo que cualquier medida que apunte a fomentar el consumo es comenzar por el final. Insisto en que creo que falta una mayor dosis de realismo. Hay que mirar más la sostenibilidad de las cuentas en el futuro e intentar, aunque parece difícil, comenzar a hacer reformas.

Además del crédito, ¿hay algún otro elemento que pueda generar un problema en la economía?Yo creo que hay dos riesgos que están amarrados entre sí. Uno es el crédito, es uno de los principales. Pero, sobre todo, el riesgo de las personas que están endeudadas en dólares y ganan en soles, que no es una proporción menor de la población.

Tras el anuncio del 'tapering, ¿de todas maneras subirá el tipo de cambio?El tipo de cambio de acuerdo a todos los analistas tendría una tendencia hacia arriba debido al efecto del durante este año. Si se combina con la desaceleración china, vas a tener un menor ingreso de dólares por exportaciones y por el lado de EE.UU., entonces el tipo de cambio subiría. Es un 'combo'.

Entonces, ¿en realidad todos los riesgos resultan teniendo un efecto en cadena?El BCR sostiene que tiene herramientas para inyectar liquidez a la economía en caso haya más desaceleración. Sin embargo, si es que baja la tasa y aumentan los créditos, nuevamente entramos al problema del crédito.

Lo que creo es que tiene que verse esto de una manera más sistémica y amarrar entre sí a todos los factores, porque el menor crecimiento también genera un menor ritmo de incremento de ingresos tributarios y eso achica el superávit del Gobierno peruano.

Considerando el efecto colateral de una expansión monetaria, ¿el BCR debería crear nuevos instrumentos de política?Exactamente, el BCR debería pensar en nuevas herramientas que estimulen más directamente la economía. Pero hay que pensar que el rol del BCR no es impulsar el crecimiento, sino que su meta única es lograr una inflación entre 1 y 3%. Quien se encarga del crecimiento es la inversión privada, pero para que florezca se necesita un ambiente de negocios más amigable, menos inestable y un entorno externo más favorable.

¿Cuál debería ser el rol de la SBS para contribuir a que esto no se convierta en un problema? tendría que colocar ciertas restricciones para el otorgamiento tan masivo de tarjetas de crédito, por ejemplo, que está ocurriendo. Si bien se han dado ciertas medidas, lo real del asunto es que las entidades financieras siguen entregando tarjetas de crédito telefónicamente.

Entonces, creo que la SBS debe controlar un poco más y mejor a las entidades, para poder regular el crédito, porque tiene las herramientas para hacerlo.

¿Qué perspectivas tiene para la inversión privada este año?En general, la inversión privada en el fondo es un tema de confianza. Yo veo muy poco avance en ese campo y no soy muy optimista para el 2014, porque el Gobierno está entrampado en otro tipo de dificultades políticas que le hacen mucho daño.

Pienso que un avance muy importante sería que el Estado intente solucionar sus propias trabas políticas. La mejor señal que se puede dar es un presidente con un rumbo claro, limpiar los temas políticos y creo que, si algo de eso se logra, podemos crecer un poco más.