El (BCP) estimó que el podría corregirse a la baja en el corto plazo, pues los agentes económicos estarían adecuadamente posicionados en la moneda estadounidense.

Destacó la actuación del (BCR), que durante esta semana continuó muy activo en el mercado cambiario local suavizando la subida del tipo de cambio.

Sin embargo, el BCP sugiere que ya se efectuó gran parte de la demanda de divisas, en el incremento de la cartera generada por operaciones de dólares a futuro (forward), para un adecuado posicionamiento de las empresas en moneda extranjera.

Así, el BCR sólo tuvo que vender US$ 10 millones en la víspera, algo que evidenciaría que el apetito por incrementar posiciones en esa moneda se empieza a diluir.

"En este escenario, podríamos estar cerca de una corrección técnica y es probable que el Nuevo Sol consolide ligeras ganancias, al igual que las monedas de la región, si el entorno global mantiene un tono favorable para el apetito por activos de riesgo", anotó en su reporte semanal de monedas.

Pero advirtió que un relajamiento en el apetito por dólares será oportunidad para comprar divisas. "En caso el apetito global continúe apoyando la , el BCR continuaría interviniendo, pero en el corto plazo los riesgos se encuentran ligeramente sesgados a la baja", observó.