Sintra (Reuters).- El Banco Central Europeo (BCE) está siguiendo muy de cerca las dinámicas en los flujos crediticios y en los tipos cambiarios en los mercados de divisas y está preparado para actuar si detecta una persistente , dijo hoy el presidente de la autoridad monetaria europea, .

Draghi dijo que la contracción crediticia estaba frenando la recuperación en los países más castigados y que los efectos de una apreciación sobre el tipo de cambio del euro mantendrían limitadas las alzas de precios en la zona euro, a pesar de que el BCE esperaba un retorno gradual de la inflación hasta su objetivo cercano al 2%.

"No obstante, nuestra responsabilidad es estar muy pendiente a los riesgos que puedan apuntar a este escenario y preparados para actuar si afloran", dijo Draghi en declaraciones introductorias durante conferencia anual de bancos centrales del BCE en Sintra.

"Ante lo que tenemos que estar muy pendientes en este momento es, en mi opinión, ante el potencial de se que mantenga una espiral negativa entre la reducida inflación, expectativas de inflación a la baja y el crédito, en particular en países en dificultades", agregó.

"Existe un riesgo de que las expectativas en torno a una deflación persistan", agregó.

Unas expectativas desestabilizadoras sobre la inflación proporcionarían "el contexto para un amplio programa de compra de activos", indicó.

Si las constricciones crediticias interfieren con la , la situación requeriría de otras medidas.

Draghi ya dijo tras la reunión del BCE en mayo que el consejo de gobierno "estaba cómodo (con la posibilidad) de actuar la próxima vez" en su reunión del 5 de junio pero que primero quería tener proyecciones económicas actualizadas de su equipo de análisis.

Desde entonces, los datos han ido confirmando un ligero avance de la inflación de la zona euro en abril al 0.7% desde el 0.5% del mes anterior, pero también se supo que la economía del bloque creció menos de lo esperado a comienzos de este año.