El expresidente de la República, , afirmó que el Gobierno está "malogrando el mercado" del al proponer la construcción de un ducto de etano en la costa con dinero del Estado. Lo único que conseguirá advirtió es ahuyentar a los inversionistas del proyecto inicial, en relación a Kuntur-Odebrecht.

"Yo soy defensor del gasoducto hacia Cusco, Arequipa, Puno, Tacna y Moquegua. Es fundamental para el destino de nuestra patria. Pero si dices que harás con el dinero del Estado , se malogró el mercado. El que va a invertir se irá", sentenció.

García sostuvo se "necesita darle seguridad" al inversionista, porque va a invertir millones de dólares para llegar a Ilo. Incluso, el negocio del Gasoducto Andino del Sur podría extenderse para venderle gas a Brasil o sacar por allí el gas de Bolivia.

De lo contrario, se perderán empleos y contratos con las empresas proveedoras. "No hay que dar señales contradictorias, porque se pasa la oportunidad. El título del país de mayor velocidad y mayor erradicación de pobreza y más empleo lo tenemos todavía nosotros. No hay que dejar que nos lo quite nadie", dijo.

Captar el capitalDe otro lado, García también criticó la contradicción del Gobierno respecto a poner límite a los inversionistas en .

"Esta es una oportunidad en la que el capital mundial es enorme y como no puede invertirse en muchos países, se piensa en Colombia, Chile, que compiten con nosotros para captarlo", advirtió.

Asimismo, se opuso a cualquier modificación en el régimen laboral y tributario para .

"Si usted dice voy a venderle a China muchísimo en los próximos diez años. Pero voy a cambiar las reglas de juego tributarias y laborales en la agroindustria de la costa del Perú, que es el gran milagro de los últimos años, usted va a desalentar a los que quisieran convertir los arenales en un punto producción de mercancías para venderle a China", dijo.

Igualmente, se mostró en desacuerdo con la participación de Petroperú en los lotes petroleros próximos a licitarse.

"Cuanto usted dice que venga el capital petrolero, pero después le dice que dejen el 20% del accionariado al Estado. El capital petrolero dice: ¿Y para qué? ¿y por qué?", manifestó.