De enero a setiembre de este año sumaron US$ 3,614 millones, cifra mayor en 23% (US$ 675 millones más) frente al mismo periodo del 2013 (US$ 2,939 millones), anunció el ministro de Agricultura y Riego (Minagri), Juan Manuel Benites.

El incremento fue impulsado por la mayor demanda internacional de alimentos del rubro no tradicional, principalmente de los países del hemisferio norte y por el incremento de los precios FOB (free on board) de exportación de algunos artículos.

No tradicionales De acuerdo los datos del , las exportaciones agrarias no tradicionales muestran mayor dinamismo en el mismo período, sumando US$ 3,099 millones, lo que representó un crecimiento de 26.9%. Este tipo de envíos representó el 85.7% del total de las agroexportaciones.

Los productos de mayor demanda fueron las paltas frescas, que registraron ventas por US$ 308 millones y un aumento de 67.4%; las uvas frescas, US$ 242 millones con un crecimiento de 85,3%, y la la quinua US$140 millones con un alza de 219%.

También se registraron mayores colocaciones de mangos frescos con US$ 120 millones con un aumento de 26.6%; cacao en grano con US$ 113 millones con un alza de 103.6%; preparaciones para alimento animal con US$ 108 millones y un crecimiento de más de 30.7%; aceite de palma en bruto con ventas de US$ 34 millones con un aumento de 489.6%, entre otros.

En tanto, tradicionales superaron los US$ 515 millones, lo que implicó un incremento de 4.1% (más US$ 20 millones) respecto a lo registrado en similar periodo de 2013. Esta recuperación de debió al mayor valor FOB de exportación del café sin tostar en 1.5% al totalizar US$ 437 millones. También resaltan las colocaciones de azúcar blanca en 167.7% al totalizar US$ 21 millones.

Principales mercadosLas exportaciones agrarias llegaron a 151 países, siete destinos más en comparación con el mismo período del año pasado. Los principales mercados fueron Estados Unidos, que concentró el 27.7% de las compras, seguido de Holanda con el 12.6%, Alemania 6.3%, España 5.4%, Ecuador 4.7% e Inglaterra 4%.

La balanza comercial agraria tuvo en ese periodo un superávit de US$ 321 millones, debido a un total exportado de US$ 3,614 millones en comparación con los US$ 3, 292 millones FOB registrados por las importaciones, como resultado de las mayores ventas al exterior de los productos agrarios no tradicionales (especialmente frutas y hortalizas).