La Asociación de Exportadores () reportó que en enero pasado los despachos totales de cerraron con una caída de 14.6%, alcanzando solo US$ 10.5 millones.

El presidente del Comité de Madera e Industria de la Madera de Adex, Erik Fischer, explicó que las mayores compras de China en meses anteriores originaron un sobrestock que se reflejó en enero con una disminución de sus pedidos en 47%, presionando a la baja los despachos totales que cerraron con una caída de 14.6%, al sumar US$ 10.5 millones.

El comportamiento de ese mercado es fundamental para la . En enero, pese a la caída (-47%), China se mantuvo en el primer lugar con compras por US$ 3.7 millones. Al respecto, Fischer manifestó que no había razón de alarma, ya que es algo que se esperaba.

"Las ventas a China pasan por un proceso y normalmente se enfrían entre diciembre e inicios del Año Nuevo chino (febrero), lo que se refleja en las cifras", dijo.

El segundo destino fue EE.UU (US$ 1.6 millones) con un crecimiento de 14.8%, ese índice no es el que se esperaba, pues el crecimiento de su economía no responde a la velocidad de años anteriores. "Pensamos que la recuperación pudo haber sido mayor", precisó Fischer.

Añadió que el Perú exporta básicamente madera para la construcción y actualmente EE.UU. no realiza muchos pedidos. Citó a manera de ejemplo a la empresa norteamericana Lumber Liquidators que dejó de comprarle al Perú por la publicidad negativa respecto a la procedencia ilegal de la madera.

Respecto a otros mercados, Fischer sostuvo que la caída de México (-17.1%) se debe a su actual situación sociopolítica y económica.

"El peso mexicano se devaluó y hay una ola de violencia que afecta toda la coyuntura. Cuando una economía se contrae, el primer sector que refleja esto es la construcción", dijo.

República Dominicana y Francia son algunos de los países que repuntaron de manera interesante, pero el poco volumen hace que los ingresos sean bajos, por ello, aseguró que su sector busca siempre nuevos mercados, y Alemania es uno de ellos.

Reglamento de la Ley ForestalEl representante de Adex confió que la tendencia del sector maderable mejore en el corto plazo, sin embargo, mencionó que si bien las empresas están trabajando para identificar más socios comerciales, se enfrentan con un problema de desabastecimiento. "Tenemos bosques pero no oferta maderable porque no se pone en marcha las concesiones", indicó.

Refirió que si no se pone en valor los bosques que tienen concesiones caducas o las hectáreas de bosque que nunca se concesionaron, no tendremos nuevas fuentes de abastecimiento de madera, lo que originará volúmenes inferiores al promedio mundial.

En ese sentido, Fischer resaltó la próxima promulgación del Reglamento de la Ley Forestal, que entre sus diferentes puntos, sugiere ampliar las fuentes de abastecimiento.

"Hay buenos avances sobre cómo el Estado se enfocará en el desarrollo forestal. Un buen punto es poner en marcha modelos de asociación con las comunidades nativas que poseen bosque con potencial forestal, en los que el Estado actuaría como ente regulador", explicó.

De funcionar, se tendrían nuevas fuentes de abastecimiento sostenible. Además, la Ley propone rescatar concesiones y ofrecerlas a postores más idóneos.

"Tiene un enfoque interesante y más dinámico para poner en valor recursos forestales y recursos silvestres", agregó.

Por último, el presidente del Comité de Maderas e Industria de la Madera de Adex resaltó un hito importante de la Ley, y es que su reglamentación ha sido consultada con las comunidades nativas y campesinas, logrando un buen nivel de consenso con el Estado.

"Se perfeccionó algunos aspectos de la ley, lo que la hace bastante beneficiosa. Esperamos que se pueda ejecutar y trascender a los siguientes gobiernos", finalizó.