Módulos Temas Día

Economía para todos Carlos Parodi Carlos Parodi

Empleo en Lima Metropolitana

El INEI presentó el informe trimestral sobre la situación laboral en Lima Metropolitana (en adelante, LM) para el trimestre marzo-abril. Veamos algunos conceptos. En primer lugar, la población económicamente activa (PEA) se define como aquellas personas que están trabajando más las que buscan un trabajo pero no le encuentra. En LM el número asciende a 5 150 200 personas y pueden encontrarse en tres categorías:

El INEI presentó el informe trimestral sobre la situación laboral en Lima Metropolitana (en adelante, LM) para el trimestre marzo-abril. Veamos algunos conceptos. En primer lugar, la población económicamente activa (PEA) se define como aquellas personas que están trabajando más las que buscan un trabajo pero no le encuentra. En LM el número asciende a 5 150 200 personas y pueden encontrarse en tres categorías:

a. Desempleadas: Aquellas que buscan un empleo pero no lo encuentran y asciende a 340 000 personas o 6.6% de la PEA.
b. Subempleada (34.3% de la PEA), la que a su vez, se divide en subempleada por horas (subempleo visible) y subempleada por ingresos (subempleo invisible). En el primer grupo se encuentra aquellas personas que trabajan 35 horas menos a la semana, quieren trabajar más, pero no encuentran dónde. Representa el 10.6% de la PEA. El segundo grupo está conformado por aquellas personas que tienen un empleo, pero reciben al mes menos de 965 soles; aquí se ubica 23.7% de la PEA.
c. Empleadas, que representa 59.1% de la PEA.

Cabe mencionar que los subtotales no suman 100 debido a que 7% es PEA no activa, es decir, que no se encuentra que ninguna de las tres categorías anteriores. Las cifras presentadas generan algunos comentarios:

1. Una persona que gana el salario mínimo es subempleada por ingresos, pues para no serlo debería obtener una cantidad mayor que el ingreso mínimo referencial, que asciende a 965 soles.
2. Más de la tercera parte de la PEA (34.3%) está subempleada. Si a ese número le sumamos los desempleados (6.6%), tenemos que 40% de la PEA, es decir, 2 108,900 no son absorbidas por el mercado laboral como ellos quisieran.
3. Si hacemos la comparación contra igual trimestre del año anterior, el empleo adecuado cayó en 1.3%, mientras que el subempleo creció en 1.8%. La situación laboral se ha deteriorado.
4. El empleo adecuado disminuyó para todos los niveles educativos (primaria, secundaria y educación superior universitaria), a excepción de la educación superior no universitaria.
5. En cuanto a las ramas de actividad, solo aumentó en el sector comercio, pues, comparado siempre con igual trimestre del año anterior, cayó en manufactura (-7.6%), construcción (-8.6%) y servicios (-0.3%). El empleo adecuado se redujo, tanto en el grupo de trabajadores independientes (-3.9%), como en los dependientes (-0-9%).
6. Como un espejo de lo anterior, el subempleo aumentó, inclusive en aquellos con educación superior universitaria.

Suficiente, estimado lector, para concluir la delicada situación laboral en Lima Metropolitana. Cuando aparezcan cifras del interior del país, sin duda alguna serán comentadas, pero no creo que sean muy distintas de aquellas presentadas.

¿A dónde quiero llegar? A algo muy simple. Nuestro país tiene dificultades que no son fáciles de enfrentar, pero debemos hacerlo. Mientras tanto, nuestra clase dirigente, está enfrascada en un conflicto sin final entre el ejecutivo y el legislativo, como si esto no importara. Cada uno tiene su propia idea sobre quién es culpable y el tema desata pasiones; aquí mi punto de vista: todos son culpables, tanto quienes gobiernan como el congreso. Necesitamos un ejecutivo y un legislativo que tengan como prioridad la situación del ciudadano de a pie, como usted y yo, estimado lector. Comencemos con nosotros mismos, tolerando nuestras opiniones diversas y, en este caso, aportemos ideas para crear más empleo adecuado.

 

 

Leer comentarios ( )