Gratificación: ¿Por qué es importante ahorrar y pagar las deudas?

Pagar deudas, ahorrar y evitar gastos superfluos son algunas recomendaciones que uno debe tener muy en cuenta cuando piense en qué hacer con la gratificación. Tres economistas conversaron con Gestión.pe sobre este tema.

FOTO 3 | 3. ¿Cómo se calcula el monto? El monto de la CTS, que debe ser depositada por el empleador cada mes de mayo y noviembre, es equivalente al 50% de la suma de la remuneración computable del mes de abril u octubre y 1/6 de la gratificación recibida en el mes de diciembre o julio respectivamente, dependiendo del semestre que se esté calculando. Así por ejemplo, si la remuneración computable de abril 2018 es S/ 1,200 y la gratificación del mes de diciembre 2017 fue S/ 1,200, el depósito por concepto de CTS que debemos realizar en el mes de mayo será equivalente a S/ 700. Se entiende como remuneración computable a todas las cantidades que regularmente perciba el trabajador, en dinero o en especie (alimentación u algún bien recibido), como contraprestación de su labor y que sean de su libre disposición. En caso de estar laborando en la empresa en un periodo menor a seis meses, el empleador depositará tanto dozavos como meses laborados y en el caso de fracción de mes, será equivalente a los treintavos. Para el caso de los comisionistas, y en general quienes perciban remuneración principal imprecisa, la remuneración computable se establece en base al promedio de las sumas percibidas por el trabajador en el semestre respectivo. (Foto: Andina)

Por: Gustavo Muñoz

Pagar deudas, ahorrar y evitar gastos efímeros o superfluos son algunas recomendaciones que uno debe tener muy en cuenta cuando piense en qué hacer con la gratificación que recibirá en la quincena de julio.

En declaraciones a Gestión.pe, el economista Jorge Gonzáles Izquierdo indicó que lo primero que uno debe hacer con su gratificación es preguntarse si tiene deudas impagas y, de ser así, ponerse al día, para evitar problemas futuros con las centrales de riesgo, como Infocorp.

“Si me colocan en una central de riesgo, como Infocorp, voy a tener estos problemas: Ninguna otra institución del sistema formal me querrá prestar dinero. Además, cuando uno postula a un trabajo en el área contable, financiera, caja o tesorería de las empresas privadas e instituciones públicas, cada vez más lo primero que hacen es ver si los candidatos están en Infocorp y si es así, lo sacan. Por esas razones, yo pido que si tienen deudas impagas, que usen la gratificación para ponerse al día”, aseveró.

Asimismo, el economista enfatizó que si el trabajador no tiene deudas sin pagar, pero sí cuenta con algún crédito vehicular, hipotecario o de consumo, que puede ser a mediano o largo plazo, lo recomendable es usar la gratificación para adelantar el pago de por lo menos tres cuotas, ya que así conseguirá que su deuda total se reduzca de forma apreciable.

Y en caso de no tener deudas impagas ni hacia futuro, Gonzáles Izquierdo recomendó ahorrar por lo menos el 50% de la gratificación y evitar gastos efímeros.

Por su parte, el economista Juan Carlos Odar, director ejecutivo de Phase Consultores, coincidió con Gonzáles Izquierdo en que el pago de las deudas es lo más importante que hay que hacer con la gratificación e hizo énfasis en que uno debe evitar gastos corrientes permanentes.

“Lo que se debe evitar es el gasto corriente de manera permanente. Si uno suele ir al restaurant, por decir, dos o tres veces al mes, eso no significa que en este mes (julio) deba duplicar su consumo de esos bienes. Sino que, de repente, uno puede decir: ‘bueno esta vez (la gratificación) es algo adicional, puede servir para una actividad extraordinaria’, pero que no sea un aumento permanente de gasto, sino como un gusto ocasional, comentó a Gestión.pe.

Desde su punto de vista, lo ideal es no gastar la mayor parte de la gratificación, ya que podría servir como un ahorro de largo plazo, pensado para algo específico que uno desearía adquirir, como un auto o una vivienda.

Jorge Luis Ojeda, coordinador de la carrera de Banca y Finanzas de EPE de la UPC, recomendó utilizar la gratificación en gastos que puedan ser útiles para el futuro, como refacciones del hogar o la adquisición de un nuevo auto.

“Si va a gastar, que sea en inversión, como en la casa. Si yo mejoro la casa, si la pinto o hago alguna refacción, eso sí es importante, porque una vez que haya realizado el desembolso, no se perdió”, aseveró.

“Renovar el auto podría parecer un gasto no adecuado, pero hay que entender que a partir de los tres años, comienza a perder valor y los mantenimientos son más fuertes. Por lo tanto, lo adecuado siempre es cambiar el automóvil cada tres años. Con la venta del vehículo, se compra uno nuevo, que no necesita mucho mantenimiento. Cada uno debe analizar, pero hay que tener en consideración que un cambio de auto no es malo, no es un gasto superfluo, a no ser que vaya a buscar un automóvil mucho más caro”, agregó Ojeda a Gestión.pe.

Igualmente, comentó que sería buena idea que el trabajador invierta parte de su gratificación en fondos mutuos o en algún negocio que considere conveniente, luego de una cuidadosa evaluación.