Módulos Temas Día

Tres tendencias en el mercado de tarjetas de crédito

Clientes deben evitar sacar efectivo de las tarjetas de crédito pues tiene los costos más elevados, y pueden buscar una compra de deuda que reducirá las tasas que pagan por sus préstamos.

Consejos para uso de tarjeta de crédito.

Consejos para uso de tarjeta de crédito.

En los últimos años, el uso de la tarjeta de crédito se ha popularizado entre los peruanos, pues suele ser la fuente de financiamiento que más a mano tienen las personas.

Sin embargo, también es uno de lo créditos más caros.

Hay 14 instituciones, entre bancos y financieras, con una oferta muy variada de tarjetas que buscan abarcar a todos los estratos sociales y necesidades de las personas. Así, se tiene desde la black card, la platinium, oro, clásica o la de alguna casa comercial.

“Estamos hablando de un universo de más de 100 tarjetas de crédito”, señala Jorge Carrillo Acosta, profesor de Postgrado de la Universidad del Pacífico (UP).

Según el ejecutivo, la dinámica que ha tomado este mercado en los últimos años ha marcado tres tendencias que las personas deberían tomar en cuenta a la hora de decidir endeudarse con el plástico.

Cautela de la banca
Por el lado de los bancos, se observa que hay más cuidado al momento de otorgar plásticos, dijo Carrillo.

La mora se ha incrementado y, por ello, las entidades están siendo más cautelosas y haciendo análisis más finos para determinar a quién prestarle, refiere.

Para una persona es mucho más rápido obtener un tarjeta en la entidad donde recibe el sueldo, porque en estos casos el nivel de riesgo que asume la entidad financiera es menor, afirmó.

La cautela de la banca en tomar nuevos clientes en tarjetas significa también que están usando otras estrategias para seguir incrementando sus ingresos.

En vez de captar nuevos tarjetahabientes, lo que buscan es rentabilizar a los clientes actuales, otorgándoles lineas más amplias, ofreciédoles tarjetas adicionales o líneas paralelas, indicó.

Uso de efectivo
En cuanto al consumidor, lo que preocupa es que hay mucha gente que está disponiendo de dinero de la tarjeta, advierte.

Ello es alarmante porque son la deudas más caras, la gente debe tomar conciencia de que si necesita dinero es mucho más barato pedir un préstamos personal o una línea paralela a las tarjetas, señala.

Recomienda que antes de sacar dinero con el plástico, la persona debe agotar todas las alternativas de financiamiento más baratas que existen en el mercado.

Compra de deuda
Los clientes también deberían aprovechar las compras de deuda, indicó Carrillo.

Hay muchos bancos que agresivamente hacen campañas de este tipo pues representan un menor riesgo para la entidad, explica.

El banco se da cuenta de que la evaluación de crédito la hizo otra institución, que el cliente viene pagando puntualmente y, además, consume con la tarjeta y paga tasas de 55%; entonces, resulta un cliente atractivo, detalla.

“El gancho es ofrecerle la compra de deuda para atraerlo a la institución, y para la persona también es beneficioso porque termina pagando menos intereses; incluso hay tasas menores al 10% en una compra de deuda”, resaltó.

Tope
El profesor de la UP aconsejó tener como tope tres tarjetas de crédito. Básicamente, es recomendable tener una tarjeta que sea de la entidad financiera donde se recibe el sueldo, porque, de esta forma, es más rápido el pago y se evita las penalidades por atraso.

Una segunda tarjeta podría ser de una casa comercial o tienda por departamentos, o una que promueva el consumo permanente en un supermercado o en una tienda retail, dijo.

Tener más tarjetas no es necesario, enfatizó Carrillo.

Leer comentarios ( )

Ir a portada