Módulos Temas Día

Siete tips para evitar una crisis en las finanzas personales

Patricia Gonzales, docente de la Maestría en Finanzas de ESAN, nos da algunos consejos prácticos para aplicarlos en la vida cotidiana y planificar la economía familiar.

Guillermo Westreicher H.gwestreicher@diariogestion.com.pe

1.Conocer mis ingresos y gastosGonzales sostiene que es importante conocer nuestra estructura de ingresos y gastos. Entre 30% y 40% de nuestro sueldo se destina a alimentos. "Es el único rubro en el que podríamos hacer un ajuste en caso de crisis", sostuvo.

Además, aconsejó revisar el refrigerador periódicamente para evitar pérdidas por alimentos en mal estado. "La gente piensa que es poco, pero si lo cuantificas te darás cuenta que no es así", aseveró.

2.El calceSiempre debemos asociar el período de financiamiento al tipo de gasto o inversión. A eso se le llama calce. "Por ejemplo, si adquiero un carro, debo endeudarme a tres o cinco años. Para una casa, es recomendable entre 10 y 15 años. Si me compro una batidora que durará un mes, no puedo financiarla a 24 meses, porque estaría pagando algo que no existe. Además, si mis ingresos son variables no puedo endeudarme a largo plazo porque viviré siempre con angustia", señaló.

3.Plan de largo plazoSegún Gonzales, es recomendable elaborar un plan para los próximos cinco años, con organización y fijando objetivos, principalmente cuando hay familia o niños. "La planificación me permitirá mantener la calidad de vida al final de mis días", aseguró.

4. Siempre ahorrarLa experta recomienda ahorrar siempre y no esperar hasta que nos afecte la crisis europea. "Algunas culturas establecen el 10% de ahorro, y aconsejan guardar el 20% o 25% en los períodos que nuestros ingresos sean mayores", indicó.

5.El ejemploLa docente nos recuerda lo importancia de dar un buen ejemplo a los más pequeños del hogar, más allá de la información o las cifras. "Los niños deben aprender a priorizar y administrar el dinero. Los hijos aprenden y repiten los hábitos", indicó.

6.Dos tarjetas"Creo que nadie puede tener más de dos tarjetas de crédito. Una debe ser destinada a gastos corrientes como alimentos y la otra para electrodomésticos u otros bienes de largo plazo. Cuando hay muchas tarjetas se pierde el control", advirtió Gonzales.

7.Líquido o solventeEs importancia diferenciar liquidez (relacionada al corto plazo) y solvencia. "Si cancelo lo mínimo exigido para mantener mis tarjetas soy líquido, pero no soy solvente si sería incapaz de pagar todas mis deudas", aclaró.

Leer comentarios ( )

Te puede interesar