Omar Manriqueomanrique@diariogestion.com.pe

La Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) considera necesario evaluar un incremento del , desde el actual 10% de su remuneración.

"Es necesario para mantener el nivel de pensión del afiliado, pero es un tema que el Congreso ha decidido que se evalúe independientemente. A la larga tendrá que haber una corrección en el aporte", sostuvo el jefe de estudios económicos de la SBS, Javier Poggi.

Tal evaluación se hará independientemente de la implementación de , recientemente promulgada por el Gobierno, y que ha suscitado una fuerte controversia.

AlivioPara la SBS, un primer resultado de la reforma será que los 2.5 millones de afiliados que aportan a su AFP recibirán un alivio en los bolsillos.

Ello sucederá una vez que entre en vigencia la norma –se estima, en el verano del 2013-, y si es que los afiliados deciden pagar a su AFP una comisión mixta, en lugar de mantenerse con , que es un porcentaje de su sueldo, manifestó Poggi.

La comisión mixta se compondrá de un porcentaje del sueldo del afiliado (como es ahora), y un porcentaje del saldo acumulado en su fondo de pensiones.

ElecciónSegún la reforma, los afiliados podrán optar entre quedarse con el esquema actual de pago de comisión a su AFP, o migrar a la comisión mixta. Si eligen esto último, pagarán un porcentaje de su sueldo inferior a la comisión actual (1.9% de su remuneración, en promedio), y que se le descontará de su fondo acumulado (y que, por tanto, no se le restará de su sueldo mensual).

"Por ello, habrá un excedente disponible para el afiliado, un alivio en los bolsillos, como un ahorro mensual que podrán destinar a otros propósitos", dijo Poggi.

Además, la comisión mixta se aplicará sobre los nuevos aportes del afiliado y no sobre el fondo que haya acumulado a la fecha de entrada en vigencia del nuevo marco legal.

Dos fondosEn la práctica, entonces, el afiliado antiguo tendrá dos fondos: uno, sobre la base de los anteriores aportes, que seguirá ganando rentabilidad, pero que ya no irrogará costos al trabajador; y otro que se forjará con los nuevos aportes, y sobre el cual sí se pagará comisión a la AFP.

La SBS estima que, en diez o 12 años, la comisión mixta se convertirá en una comisión únicamente por saldo.

Para entonces, el afiliado a la AFP terminará pagando un tipo de comisión igual a la que cobran los fondos mutuos, es decir, que este cobro será descontado totalmente del fondo de la persona, la cual recibirá, así, una rentabilidad neta sin tener que pagar por adelantado –como ahora- a la AFP por la administración de sus aportes.

Sin embargo, la SBS desconoce qué porcentaje de los cinco millones de afiliados de las AFP elegirá mantenerse con el actual esquema de cobro de comisiones, y qué proporción migrará a una comisión mixta.