El Economista de MéxicoRed Iberoamericana de Prensa Económica (RIPE)

Joan Lanzagorta

Independientemente de nuestro nivel de ingresos, la personal nos ayuda a lograr una vida mejor. En cierto sentido, la planeación financiera es sólo un componente, pero uno muy importante, de nuestro plan de vida.

¿Quién necesita un plan financiero personal?Desde mi punto de vista, todas las personas necesitan tener un plan financiero que les ayude a tomar mejores decisiones con respecto a su dinero.

Pensemos por un momento en lo siguiente:Ninguno de nosotros saldría en una balsa a cruzar el océano, sobre todo sin un mapa e instrumentos adecuados que nos guíen a nuestro destino. Incluso, nadie lo haría sin tener definido, por lo menos, un destino de nuestro viaje.

Por desgracia, mucha gente hace esto en su vida y con su dinero: navegan sin rumbo, sin destino ni dirección. Pero el destino siempre nos alcanza: llega un momento en que nos damos cuenta de todas las cosas que podríamos haber logrado de haber sido más .

Por eso siempre he dicho: nadie puede ahorrar de manera eficiente y constante sin tener un objetivo concreto (que puede o no ser consciente, pero que existe), y nadie debería invertir sin tener claramente definidas sus metas y objetivos de largo plazo.

Por lo tanto, todos los que tengamos sueños, ilusiones, metas y objetivos en la vida podemos beneficiarnos de un personal a largo plazo. La razón fundamental es que este plan no es sino el mapa que nos guiará hacia nuestro destino.

Un plan financiero nos ayuda, en primer lugar, a identificar y enlistar claramente esos sueños y objetivos que todos tenemos, y nos da elementos específicos para tomar decisiones que nos permitirán lograrlas.

Pero, además nos permite encontrar obstáculos no previstos en el camino que podrían amenazar nuestro bienestar futuro. También nos ayuda a determinar cuál es nuestro punto de partida. En otras palabras, nos sirve para entender en dónde estamos parados hoy, financieramente hablando.

Nos da "herramientas de navegación": que nos permiten determinar si vamos por el rumbo correcto o si debemos cambiar de curso (hacer cosas distintas para llegar a donde queremos).

No obstante, nos permite estar preparados para cuando viene la tormenta, de tal manera que podamos sortearla (a través de seguros que nos permiten proteger nuestro patrimonio ante riesgos externos).

En conclusiónLa planeación financiera personal proporciona dirección y significado a nuestras decisiones financieras.

Nos permite entender cómo cada decisión que tomamos afecta otras áreas de nuestra vida.

Por ejemplo, una decisión financiera particular podría ser la clave para la compra de una casa, pero a la vez podría impedir un retiro cómodo. Al ver cada decisión como la parte de un todo podemos considerar sus efectos de corto, mediano y largo plazo en nuestros objetivos de vida.

Su aliadoLa planeación financiera personal también nos da poder y motivación para seguir adelante, incluso en . Nos permite sortear los obstáculos que encontramos en el camino de manera exitosa.

Pero la planeación financiera personal también nos permite comprender que en la vida actual lo único constante es el , y nos brinda las herramientas para poder adaptarnos a ese cambio.

Más del Especial TU DINERO: