El de enero reportada por Asbanc no es muy positivo para la economía, puesto que las tasas de interés del son de las más altas de y, como consecuencia, más familias se verán atrapadas con sus deudas.

Así lo explicó , presidente ejecutivo de Proexpansión, en referencia a la noticia reportada por Gestión, en base a un informe de la Asociación de Bancos (). "Es bueno que los medios de pagos pasen del cash a las o a un medio electrónico, el problema es a qué precio", advirtió el también .

Citó el último informe del sobre desarrollo económico y detalló que en Perú el spread de tasas de interés –la diferencia entre lo que los bancos cobran por sus créditos (tasas activas) y lo que pagan por sus depósitos (tasas pasivas)- es de 18.6%, el tercer spread más alto de América Latina, luego de Brasil (34%) y Paraguay (24.8%).

"Eso no es consistente con un modelo de desarrollo que calificamos como un milagro económico", criticó Triveño. Y lo dice porque, según sus cálculos, por lo menos el 40% de los ingresos mensuales de una familia se destina a pagar sus deudas, predominantemente de consumo. "Así la no se podrá consolidar", alertó.

"El Perú es el país que más rápido crece en , pero no tiene el sistema financiero más eficiente de la región, sino uno de los más caros", consideró Triveño, pero exceptuó de este bolsón al BCP y al BBVA Banco Continental, que están en línea con los estándares internacionales y, además, juntos solo concentran el 15% de los deudores del país.

¿Qué tendría que pasar para que el boom de tarjetas de crédito tenga un matiz más positivo? Triveño ensaya una respuesta: "Que la industria financiera del Perú sea una de las más eficientes de la región y del mundo. Y eso es lo que debería de pasar, porque sino estamos hablando de un milagro económico que insostenible, con una clase media que no se podrá consolidar. Eso es lo que deberíamos aspirar a tener en el futuro".