anunció el jueves que ha iniciado pruebas piloto con miras a implementar un sistema de reconocimiento facial para los cajeros automáticos de su red GlobalNet.

De esta manera, Interbank se convierte en el primer banco a nivel mundial en evaluar esta tecnología para llevar a un siguiente nivel la seguridad en los servicios financieros para evitar fraude por suplantación de identidad.

Esta tecnología, desarrollada por la empresa española F7 Corporation, es capaz de identificar al usuario en menos de un segundo. Su uso se basa en la comparación de patrones faciales que son creados a partir de algoritmos complejos y que identifican a las personas por las distancias entre ojos, nariz, boca, etc.

Cómo funciona Cada vez que un cliente desee hacer operaciones en un cajero automático, éste captará una imagen de su rostro y la validará para confirmar que corresponda al usuario registrado con el número de tarjeta ingresado y clave secreta correspondiente.

El desarrollo de esta plataforma será posible gracias a una alianza comercial con F7 Corporation, firma especializada en el desarrollo y comercialización de software para el reconocimiento facial. Al utilizar algoritmos propios, la convierte en propietarios de su propio software denominado F7FaceRecognition.