Módulos Temas Día

Ventas de viviendas en Lima crecerían el 2019 por tercer año consecutivo, estimó el BBVA Research

Colocaciones podrían crecer hasta en 11% el 2019, impulsado por el segmento de precios altos, indicó el BBVA Research.

Viviendas

viviendas

USI

Luego del retroceso registrado en el 2016, este año las ventas de viviendas en Lima podrían alcanzar entre 16,500 y 17,000 unidades, lo cual representaría un crecimiento de colocaciones por tercer año consecutivo, estimó hoy el BBVA Research.

“La recuperación de las ventas de viviendas se dio en un contexto de aumento de la capacidad adquisitiva de la población, por aumento del empleo formal, lo que facilitará el acceso de más familias al crédito hipotecario”, sostuvo Francisco Grippa, economista jefe de BBVA Research Perú durante la presentación del informe Mercado de Viviendas y Oficinas en Lima.

Ventas

ventas

USI

No obstante, el crecimiento de las ventas no es uniforme en todos los segmentos de precios, sino que viene siendo impulsado sobre todo por el segmento alto (ver cuadro).

En el caso del segmento bajo y medio bajo, en el 2018 se reportó una caída en las ventas y para este año aún no se sabe qué tendencia registrará, indicó Grippa.

"Este segmento habría caído más en el 2018, si no fuera por los subsidios de los programas de Mivivienda. Como hipótesis de explicación, si bien el empleo formal se ha acelerado, el empleo informal quizá no ha ido al mismo ritmo", señaló Grippa.

Ventas

ventas

USI

Por otro lado, el informe de BBVA Research anota que la demanda de departamentos excede la oferta actualmente disponible en el mercado limeño.

En ese entorno, la oferta está respondiendo adecuándose gradualmente a las características de la demanda, como por ejemplo con departamentos más pequeños y de menor número de dormitorios.

El Estado, por otra parte, viene induciendo (a través del bono verde) el desarrollo de proyectos que incorporen criterios de sostenibilidad ambiental.

En esa línea, Francisco Grippa explicó que el dinamismo de la oferta se favorecería con “la solución de algunos problemas más estructurales como, por ejemplo, las dificultades para obtener permisos de construcción, la escasez de suelo, la falta de acceso a servicios de agua potable y electricidad (en zonas alejadas de Lima), y la regulación municipal fragmentada (falta de un plan de desarrollo urbano para la ciudad de Lima)”.

El informe sostiene, además, que, en el medio plazo, la demanda de viviendas nuevas encontrará soporte en la expansión de la clase media, en el menor número de dependientes que tienen las personas que trabajan -lo que favorecerá las ventas de departamentos pequeños (oferta que ya empieza a desarrollarse)-, y en el gradual acomodo de la oferta a los cambios en la demanda habitacional, como, por ejemplo, el coliving.

Leer comentarios ( )