La Municipalidad Metropolitana de Lima (MML) informó hoy que está elaborando un plan normativo destinado a regular el uso comercial de las casonas que son utilizadas como negocios en el denominado "Damero de Pizarro", con el fin de transformar doce manzanas del centro histórico de la ciudad en espacios turísticos, culturales y comerciales de alto nivel.

Luis Gayoso, gerente de Desarrollo Económico de la comuna limeña, explicó que el proyecto buscará estimular al empresariado para que rente las casonas antiguas que vienen siendo desocupadas por los comerciantes gráficos desalojados de esa zona histórica y que han sido reubicados a otros lugares de la capital.

Resaltó que como parte del proceso de revalorización del centro histórico se logró recuperar más de 200 inmuebles antiguos ubicados en el cuadrante formado por la avenida Tacna, los jirones Conde de Superunda y Camaná, y la avenida Emancipación, que eran ocupados por negocios de imprenta desde finales de la década del 90.

También se ha logrado retirar a cerca de 1,400 imprentas informales que utilizaban insumos químicos para su labor, lo cual generaba un grave daño al medio ambiente y a la salud de la población; además, de producir inseguridad y alta congestión vehicular en esa importante zona de la capital.

El funcionario manifestó que ahora se cuenta con una bolsa inmobiliaria que bien puede ser utilizada por personas o empresas interesadas en alquilar esos predios para darles un uso más adecuado y competitivo en el rubro cultural, turístico y gastronómico.

"Queremos impulsar la modernización y el desarrollo competitivo del centro histórico de Lima, promoviendo la constitución de restaurantes, galerías de arte, café teatros, librerías, centros turísticos con un mejor nivel operativo ", expresó el funcionario.

Finalmente, Gayoso informó que la comuna limeña inició la segunda etapa del plan de recuperación del centro histórico para retirar a las imprentas informarles que se encuentran en los jirones Puno, Azángaro, Chancay y Cañete.