Los son el futuro, y con el fin de atraer su atención muchas industrias no dudan en adaptar sus modelos de negocio al estilo de vida de este grupo.

Es el caso de Moxy, una nueva cadena de hoteles pensada para este perfil de viajero, el cual cuenta con diferentes opciones que son un "must" en la vida diaria del millenial.

[Etiqueta]

Esta generación es totalmente dependiente de la tecnología, especialmente para temas de negocios, por lo que Moxy cuenta con WiFi gratis y distintos puertos para que puedan cargar sus dispositivos electrónicos como celulares y laptops en cada espacio del hotel. Esta opción es clave para ellos, pues la mayoría trabaja de manera independiente y comparten el espacio social con su espacio de trabajo (ya no sienten necesario tener un escritorio en la habitación).

Por otro lado, el viajero millenial busca sentirse como en casa, por lo que es de gran importancia contar con un ambiente acogedor y con mucho estilo, pero que a la vez de acceso a snacks y comida a través de dispensadores para que se puedan servir en el momento que deseen.

[Etiqueta]

Un espacio social importante para los millenials es el bar, que se ha acondicionado con sus productos preferidos como cerveza artesanal y café recién pasado. La sala de entretenimiento es otro punto de encuentro, así como el lobby, en el que se puede encontrar música en vivo. Bajo el hashtag #AtThemoxy todos los huéspedes suben sus fotos y aparecen en una gran pantalla gigante en medio del hotel. También cuenta con la alternativa de hacer check in desde sus móviles.

Además, pensando en los hábitos de desplazamiento del millenial, los hoteles se ubican cerca de estaciones de buses o trenes, centros comerciales, puntos turísticos, bares de moda y otros espacios sociales y de recreación, ya que son los lugares más visitados por esta generación.

[Etiqueta]

Finalmente, uno de los puntos más valorados por los millenials es el precio, ya que prefiere gastar en conocer diferente lugares y realizar compras para la familia y amigos. Por eso Moxy ofrece tarifas económicas, con un precio por noche que bordea los US$ 100.

El primer hotel boutique bajo este concepto, abrió sus puertas en Milán y muy pronto abrirá en otros puntos de Europa como Berlín y Londres. El plan de expansión contempla que se llegue a abrir hasta 100 Moxy Hotels alrededor del mundo. El concepto llegará a latinoamérica a fines del 2016.