La Sala de Conciertos de la Filarmónica de París diseñada por Ateliers Jean Nouvel, fue inaugurada el 14 de enero del año pasado en un exclusivo evento al que asistió el presidente francés, Francois Hollande, quien dio por oficialmente abierto el proyecto que ya tenía un retraso de tres años.

Sin embargo, Jean Nouvel no asistió a la ceremonia y publicó una columna en el periódico francés Le Monde y una nota en su sitio web expresando su disconformidad ya que siente que el edificio fue inaugurado "muy temprano" y "no está finalizado".

"No hubo tests acústicos de la sala de concierto y el calendario no permitió que los requisitos arquitectónicos y técnicos fueran respetados, a pesar de todas las advertencias que he venido entregando desde 2013", dijo Nouvel, según la web Plataforma Arquitectura.

El interior del edificio se encontraba a punto para acoger a los primeros concertistas, pero no su exterior, que no estará terminado hasta dentro de dos o tres meses, como reconoció el presidente de la Filarmónica, Laurent Bayle.

"La arquitectura ha sido martirizada. Los detalles, saboteados. El contribuyente tendrá que pagar una vez más para corregir estas aberraciones", dijo Nouvel en una tribuna publicada en Le Monde.

Además, según el diario El País de España, el coste del proyecto es muy superior a lo previsto. El Estado francés terminó invirtiendo 387 millones en él, casi el doble de los 200 millones inicialmente presupuestados.

Sin embargo, Nouvel confía en que se culminará pronto. "Con el tiempo y muchos cuidados, como sucede con los bebés prematuros, sus estigmas desaparecerán".