El se ha mantenido en una especie de estancamiento en los últimos meses en medio de una coyuntura electoral complicada, pero ahora el mercado debe enfrentar un proceso de encarecimiento del crédito, tanto del , como de la banca comercial.

El presidente de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), , explicó a Gestión que en principio la subida de la tasa de interés de los créditos que financia el Fondo Mivivienda sí reducirá la masa de familias con capacidad de pagar las cuotas mensuales.

"Ha subido la tasa de Mivivienda en 0.6 puntos y va a volver a subir otro 0.6 puntos de aquí a unos meses y eso es producto de que el Fondo se va renovando y eso implica pedir préstamos afuera y si uno va a salir a pedir préstamos a fuera te vas a encontrar con una tasa más alta", precisó.

Pero no solo los créditos que financia el Fondo Mivivienda tenderán a encarecerse. En los últimos 12 meses se observa una tendencia al alza de la tasa de interés de los créditos hipotecarios de la banca comercial (pasó de 8.35% en promedio a fines de junio del 2015 a 9.12% a la fecha).

El mayor costo de estos préstamos está alineado con la subida de la del Banco Central de Reserva (BCR) y las presiones que genera una posible nueva alza de la Reserva Federal de los Estados Unidos. Además de la búsqueda de fondeo de los propios bancos.

"A la banca comercial también le impacta. Cualquier movida afuera le impacta y eso afecta la demanda de viviendas porque los bancos tienen un parámetro. Es decir, te prestan, por ejemplo, hasta que tu cuota a pagar sea un 30% de tus ingresos, y subió el crédito pero mis ingresos no, automáticamente puedo quedar fuera", explicó.

Bajo ese escenario, el representante del gremio empresarial prevé que la venta de viviendas no mostrará un crecimiento en el 2016 frente al año pasado, en que se colocó alrededor de 18.000 inmuebles, ante el estancamiento de determinados nichos.

Si bien la venta de viviendas de se logró dinamizar en la primera parte del año, gracia al aumento del Bono Familiar Habitacional (BFH) de S/ 11,850 a S/ 28,045, en el segmento C se ha retraído las adquisición de inmuebles ante la falta de oferta.

El problema, según explica, Rizo-Patrón es que para este segmento, donde está el gran bolsón de demanda insatisfecha, se debería incrementar el subsidio que otorga el Fondo Mivivienda a través del Bono del Buen Pagador que oscila entre los S/12,500 y los S/17,000.

"La oferta va a tender a mejorar hacia el 2017, pero va a aumentar en función a lo qué veamos en este segundo semestre del 2016. En el segmento C se va retrayendo, para que el C se reactive necesitamos que el gobierno empiece a dar medidas o que empiece a plantear ideas", emplazó.