Walid Zahra tiene un trayecto de 25 minutos desde su oficina en Dubai hasta su casa –sin contar las dos horas que pasa esperando en un café hasta que el tránsito se despeja.

"Decidí que es mejor pasar ese tiempo leyendo los diarios antes que estresarme en el auto", dijo el trabajador en recursos humanos de 27 años.

Como la mitad de las personas que trabajan en Dubai, Zahra, un libanés con un hijo, no puede darse el lujo de vivir allí, lo cual le exige viajar desde Sharjah, el emirato vecino bajo el dominio de un jeque en Emiratos Árabes Unidos.

En tanto las rutas se saturan cada vez más, la ciudad va introduciendo formas de agregar casas con precios modestos a un paisaje dominado por mansiones de lujo y departamentos de alta gama.

"No podemos seguir construyendo rutas cada vez más anchas, puentes y túneles" dijo Abdullah Rafia, subdirector adjunto de ingeniería y planificación en el gobierno municipal. "La vivienda asequible es la solución al problema de la movilidad en Dubai".

El tema es urgente para el polo de negocios de EAU, que depende de una fuerza de trabajo en gran medida extranjera para que su economía continúe en ebullición.

"Si no se aborda el tema de los alquileres y el elevado costo de vida, las futuras empresas no se sentirán alentadas a trasladarse aquí", dijo Martin Cooper, director de bienes raíces para Oriente Medio en Deloitte LLP en Dubai.

"Deben comenzar a ocuparse ahora, porque la asequibilidad es un problema cada vez mayor aun para quienes tienen un ingreso relativamente alto".

Objetivo voluntarioEntre las medidas adoptadas o que están siendo analizadas, el gobierno dice que los promotores inmobiliarios deben diseñar entre un 15% y un 20% de sus proyectos para viviendas de bajo costo. Por ahora "lo mantenemos como algo optativo", dijo Rafia. "Después de unos años, si es necesario, aplicaremos regulaciones que sean obligatorias para todos".

Las autoridades no proyectan ponerse a construir ellas mismas casas de bajos ingresos por el momento, aunque tienen la posibilidad de hacerlo, dijo. El gobierno es propietario de la mayor parte de la tierra no desarrollada y tiene las participaciones mayoritarias en empresas de desarrollo inmobiliario como Nakheel PJSC, Meraas Holding LLC y Dubai Property Group.

Los objetivos relacionados con viviendas asequibles no han funcionado en otros lugares. Después de que el gobierno liderado por el Partido Conservador en el Reino Unido recortó un 60% el gasto directo en desarrollo de ese tipo desde 2011 hasta 2015, el número de casas para gente de bajos ingresos y asequibles concluidas en Inglaterra cayó casi un 30% en el año fiscal 2014 con respecto a tres años antes, según estadísticas gubernamentales.

Colliers International, un agente de propiedades con sede en los Estados Unidos, estima que aproximadamente la mitad de la población de Dubai, sin incluir a las personas de menores ingresos como los trabajadores de la construcción y las mucamas, gana entre 9,000 dirhams y 15,000 dirhams (US$ 2,450 – US$ 4,083) mensuales.

Sobre la base del coeficiente estadounidense según el cual los pagos de alquiler o hipotecarios no deben superar 30% del ingreso hogareño, los costos de la vivienda deberían variar entre 32,500 dirhams y 54,000 dirhams anuales.