Módulos Temas Día

oferta gastronómica aumentó en últimos 10 años

Dos de Mayo, una avenida con sabor: hay más de 30 restaurantes en 18 cuadras

La calle combina bancos, locales comerciales y residencias. El metro cuadrado puede llegar a los US$ 3,000.

Avenida Dos de Mayo

La arteria de san Isidro multiplicó su oferta gastronómica en los últimos 10 años. (Foto: Diana Chávez)

La arteria de san Isidro multiplicó su oferta gastronómica en los últimos 10 años. (Foto: Diana Chávez)

(Foto: Diana Chávez)

La avenida Dos de Mayo en San Isidro esconde en una de sus calles uno de los negocios más emblemáticos del Perú: Wong, que abrió como una bodega en 1942.

Los espacios comerciales no podían instalarse en la avenida Javier Prado, porque las normas municipales prohibían los usos mixtos (negocios en el primer piso y residencias en los pisos superiores), cuenta José García Calderón, socio en Urbes Estudio. Por eso, se buscaron alternativas para la expansión y eligieron esta avenida.

Comercio exclusivo

Los locales de esta calle apunta a un público consumidor de clase media y alta.

En esta vía de 18 cuadras predomina el sector gourmet. Existen 31 diferentes restaurantes y cafés en toda la calle, que es casi la mitad de empresas que existen. Los espacios gastronómicos más antiguos que se instalaron en la avenida, desde hace aproximadamente ocho años, son Pardos Chicken, El Hornero’, Antica, Baco y Vaca, y San Ceferino. Tiempo después, llegaron a competir las cadenas de fast foods justo en la intersección con Las Flores. Estos eran Pizza Hut, Bembos y antes Domino’s Pizza.

Asimismo, en el cruce con Los Laureles, se encuentran una suerte de ‘hub’ con los locales de las principales entidades financieras del país.

Valor y control

Por otro lado, hace diez años, el metro cuadrado en esta zona de San Isidro era de US$ 1,204.6, según la Cámara Peruana de la Construcción. En la actualidad, García Calderón, señala que “en los últimos ocho años se duplicó el precio hasta llegar a los US$ 3,000”.

Empresa urbana

La industria inmobiliaria residencial apostó por los alrededores de la avenida, exactamente por el distrito de Lince, Magdalena y la avenida Javier Prado. El crecimiento demográfico demandó el aumento del comercio. Marina Vella, urbanista, señala que “en Javier Prado Oeste se construyeron edificios de vivienda de 15 pisos. Creció el número de usuarios, una oportunidad para los empresarios que se instalaron ahí”. Uno de los residentes que eligieron vivir en la zona de Dos de Mayo, es el presidente Martín Vizcarra.

Avenida Dos de Mayo

Elaboración: Gestión

Elaboración: Gestión

(Foto: Difusión)

Alternativa para el desarrollo

Actualmente, esta avenida cuenta con más de 65 negocios distribuidos por las 18 cuadras. La proporción entre las empresas e inmuebles con solo una playa de estacionamiento, no invita a ser recorrida, ni disfrutada en su totalidad.

Vella afirma que“se debe analizar la calle para no seguir dando permiso a proyectos que terminen por saturar la calle”.

Una solución que propone Augusto Ortiz de Zevallos, arquitecto, es que “se debería convertir (a la avenida) en un paseo como lo que fue el jirón de la Unión en su tiempo. Debe ser como un boulevard, donde se pueda caminar tranquilamente con la familia. La Avenida Dos de Mayo debe apuntar a ser un paseo como la 5ta Avenida de Estados Unidos”.

¿Proyecto solución?

La Municipalidad de San Isidro implementó la primera macromanzana del país. Este es un nuevo modelo de planificación urbana que tiene como objetivo proteger al peatón y generar tráfico calmo.

Este plan modifica las calles ampliando veredas y áreas verdes, restringiendo el paso vehicular. García Calderón indicó que este plan sería ideal implementarse en la avenida Dos de Mayo.

Tags Relacionados:

San Isidro

restaurantes

Wong

Leer comentarios ( )