¿Aún no ha pensado en casarse pero le gustaría convivir con su novia°? Yanina Cáceres, directora de Negocios de destaca que hoy en día las entidades financieras ya no solo ofrecen productos hipotecarios para las parejas de esposos, sino que también para aquellos que decidan unirse con otra persona y pagar las cuotas a medias.

"Antes las personas tenía que complementar renta con la esposa. Ahora que estamos en un mundo muy moderno en el que la gente ya no se casa y solo convive, los productos se han ido adecuando a eso. Si vemos que más gente convive entonces te dicen que puedes completar renta con algún amigo o familiar y cada uno es dueño del 50% de la propiedad", señala.

[LEA TAMBIÉN: ]

Pero, ¿qué debe tener en cuenta antes de solicitar un crédito hipotecario? La cuota inicial, la cuota mensual y el plazo del crédito.

Cuota inicial.- "Puede ser el 10% o 20% del valor de la vivienda. Si tiene el 30% es una señal que tiene capacidad de ahorro. Entonces antes de pedir un préstamo piense que tienen que tener una cuota inicial".

Cuota mensual.- "Una persona debe de saber cuánto puede pagar al mes. Entonces, tiene que saber que más o menos el 30% de sus ingresos es lo que puedes destinar a un crédito hipotecario porque con el 70% restante tienes que pagar otras responsabilidades como servicios, colegio, alimentación, transporte y otros".

Plazo del crédito .- "Ese monto que equivale al 30% de tus ingresos debes multiplicarlo por el número de años en que vas a terminar de pagar el crédito (20 – 30 años), ese resultado compararlo con el costo del inmueble que quiere que dependerá de la zona, tamaño de la vivienda, entre otros".

Otra interrogante que puede surgir es, ¿es un momento de solicitar un crédito?, según la ejecutiva lo es, ya que los precios de las viviendas no bajarán más su precio. "Si de verdad uno necesita comprar una vivienda y piensa que pueden bajar, yo les digo que no", puntualizó.