Módulos Temas Día

Compra de viviendas por ‘millennials’ no gestará un auge en 2016

Los millennials son la generación más numerosa en la fuerza de trabajo estadounidense y algo similar a esos pececillos llamados lebistes en la cadena de alimentos del mercado inmobiliario. Aquí el porqué.

¿El año próximo será finalmente el año en que los ‘millennials’ harán felices a los constructores?

(Bloomberg).- Predecir si los millennials finalmente comenzarán a comprar casas en grandes cantidades se ha convertido en el evento deportivo de la temporada para los expertos inmobiliarios (también con vistos de fastidio paterno periódico). Hay buenas razones para la fijación persistente.

Los millennials son la generación más numerosa en la fuerza de trabajo estadounidense y algo similar a esos pececillos llamados lebistes en la cadena de alimentos del mercado inmobiliario: cuando un comprador primerizo se muda a una casa de nivel inicial, permite que los vendedores asciendan un nivel más. Pero se han visto frenados por incrementos en los precios de las casas que superan los aumentos salariales, sin hablar del acceso limitado al crédito y los alquileres en alza que dificultan ahorrar para pagar un anticipo.

¿El año próximo será finalmente el año en que los millennials harán felices a los constructores y a los agentes de bienes raíces (ni hablar de mamá y papá) haciendo sentir su presencia en el mercado de la vivienda? Sí, pero no en la medida que muchos tal vez esperan. Los 'millennials' conformarán la porción más amplia de compradores de casas en 2016.

Esto tiene más de inevitabilidad demográfica que de predicción. Históricamente, la porción más grande de compradores de casas estadounidenses se ubicó entre los 25 y los 34 años. Los 'millennials' comprarán una de cada tres viviendas en 2016, predice Jonathan Smoke, economista principal de Realtor.com, un leve repunte respecto de este año.

Si usted prefiere el vaso medio vacío, en cambio, la economista principal de Zillow, Svenja Gudell, piensa que la edad promedio de los compradores primerizos de casas alcanzará un nuevo máximo el año próximo. En cualquier caso, los estadounidenses continuarán la tendencia de comprar su primera casa más tarde en la vida que en décadas anteriores –probablemente debido a una mezcla de estancamiento de los salarios, costos más altos de la vivienda y una tendencia a formar una familia más tarde. Los sentimientos respecto de la propiedad mejorarán. La asequibilidad no.

Para muchos millennials, comprar una casa significa atravesar capas de tejido con cicatrices desarrollado durante la Gran Recesión. Esto se debe a que la mala economía dificultó a los trabajadores jóvenes ahorrar para anticipos y al estigma que quedó ligado a la compra de casas después de la crisis de las hipotecas.

Ochenta por ciento de los estadounidenses en edades comprendidas entre los 18 y los 34 dicen que tener casa es parte de su versión del Sueño Americano, según una encuesta que abarcó a 2,000 personas publicada hoy por Trulia. Es el nivel más alto desde que la empresa comenzó a formular la pregunta en 2010.

Por otro lado, el acceso al crédito y la disponibilidad de viviendas asequibles no están mejorando con la misma rapidez que las actitudes de los 'millennials', lo cual hace que los compradores primerizos de casas todavía piensen que van a esperar. Al menos si quieren vivir en una gran ciudad sobre las costas.

Suponiendo que la Reserva Federal eleve las tasas de interés en los próximos meses, alquilar puede en realidad resultar una mejor idea que comprar en los mercados más grandes de California. Pero los precios altos no son un problema en lo que Ralph McLaughlin llama el Cinturón de Ofertas –franjas del South y Midwest donde los avances en el mercado del empleo superaron el aumento en los precios de las viviendas.

Leer comentarios ( )

Ir a portada