De no tener ningún motivo para sospechar de una incipiente , el aumento en la demanda de vivienda hubiese sido impulsado, en gran parte, por la mejora de los salarios provenientes de un aumento en la producción. Pero este no es el caso peruano, aseguró Luis Felipe Zegarra, director del Centro de Estudios de Competitividad y Mercados de Centrum Católica. "En gran parte, ha sido la liquidez" lo que ha hecho crecer esta demanda, agregó.

Para el especialista, la gran inyección de capitales de la (FED) de Estados Unidos —que en setiembre se comprometió a inyectar US$ 85 mil millones a la economía— es un responsable importante del abaratamiento de los créditos. Visto así, "están todas las causas que motivan una burbuja" en este sector. "Cuando están las causas y los aparentes efectos, es muy difícil creer que no hay por lo menos una burbuja incipiente en estos momentos", aseguró.

Una de las primeras razones que niegan este fenómeno y que Zegarra desestima es aquella que resalta el . "Se dice que la gente está comprando porque necesita tener una casa donde vivir", pero —indicó— al margen de haya o no necesidad de vivienda, el incremento de la demanda y de los créditos está siendo incentivado en gran parte por la FED.

El segundo punto que consideró inválido es aquel que justifica los actuales precios de inmuebles porque "aún están muy lejos de los precios de otros países". A ello, Zegarra respondió que este no es un fenónemo exclusivo del Perú. "Si nos comparamos con Colombia, es cierto que el m2 en su zona más cara es el doble de la zona más cara de Lima", pero subrayó que allí también ha habido un aumento de precios.

PrecaucionesZegarra dijo que una buena forma de frenar la especulación sería comprar inmuebles para habitarlos en vez de tenerlos como bienes de inversión, además de cuidar las . "Los bancos van a querer prestar porque tiene crédito relativamente barato. La gente tiene que ser bastante responsable y preguntarse si realmente estará en capacidad de pagar sus préstamos", anotó.

Advirtió que uno de los factores que agudizan una crisis inmobiliaria son los niveles de endeudamiento y el deterioro de la capacidad de pago. "Hay que fijarse en los contratos. Cada vez hay más en los que empieza a haber una tasa semi-variable. Hay que ser muy cuidadoso con cómo nos endeudamos, porque ese es un elemento que agudiza la crisis", sentenció.

"Ahí es cuando la crisis se vuelve mucho más profunda —continuó Zegarra—; la burbuja en sí se ocasiona en gran parte por la liquidez, pero se agudiza por la incapacidad de muchos de haber evaluado bien su capacidad de pago", finalizó.

EL DATOAlonso Segura, gerente de Estudios Económicos del BCP, adelantó a Gestión (26.12.2012) que a partir de enero se ha fijado una norma para que los bancos exijan más de 20% en la cuota inicial para los préstamos hipotecarios en dólares.