(Foto: GEC)
(Foto: GEC)

El bono de alquiler o de financiamiento para la renta de viviendas parece no despegar, un proyecto que surgió en la anterior administración y que sigue pasando por análisis.

Ahora, la ministra de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS), Solangel Fernández, dijo que esta iniciativa forma parte de los cuatro proyectos legislativos que espera ser aprobados y encaminados antes del 28 de julio.

En concreto, se plantea la presentación de una Ley de Promoción de la Vivienda de Alquiler, que vendría a ser la nueva versión del programa Renta Joven.

La titular del MVCS dijo -en el Parlamento- que está es una forma de resolver la necesidad de acceso a la vivienda nacional.

El alquiler es un acceso a la vivienda, por lo tanto necesitamos fortalecer y ayudar a las familias más jóvenes”, expresó.

Por ello, detalló que con esta propuesta legislativa -todavía en elaboración- se se está promoviendo el arrendamiento de viviendas que aseguren condiciones adecuadas de habitabilidad, así como rediseñando el bono del alquiler para que sea más eficiente.

Según las cifras del MVCS, el 24% de las viviendas en Lima son alquiladas y en el Perú las rentas de viviendas representan el 16%.

-División del bono-

A inicios de semana, la viceministra de Vivienda y Urbanismo, Elizabeth Añaños, detalló algunos de los ajustes, como que el bono de S/ 500 irá directamente al pago de parte del alquiler y se volverá optativo dividir este monto en: alquiler (70%) y ahorro (30%).

Así también, el alquiler que se cubrirá será desde 24% (S/ 1,056) hasta 35% (S/ 1,540) de la UIT; actualmente es desde 0.178 a 0.371 de la UIT.

Se propondrá que los beneficiarios tengan más de 18 años, pero se eliminará el límite actual de hasta 40 años, para atender a la población adulta mayor.

-Proyectos de vivienda para alquiler-

En el mercado han surgido proyectos habitacionales solo para alquiler, pero al no observarse un despegue se planteó el rediseño.

En la nueva iniciativa, el Gobierno busca promover la oferta de vivienda, para lo que se desarrollen dos modalidades.

La primera será “Renta ya”, a través de la cual se podrá arrendar una vivienda de propiedad o administración de una persona jurídica o de patrimonios autónomos como los Firbi o Fibras.

Para ello será necesario una regulación especial con parámetros edificatorios.

La segunda modalidad pretende promover construcción de oferta de vivienda de alquiler en zonas de la ciudad consolidadas, con servicios, y que tengan declaratoria de fábrica.

TAGS RELACIONADOS