Módulos Temas Día

Refinanciación y reprogramación de deuda: ¿Cuáles son las principales diferencias?

Mediante la refinanciación de una deuda de crédito bancario, el deudor podrá pagar bajo nuevas condiciones que se adecúen a su actual y real capacidad de pago.

Deudas

La reprogramación de una deuda de crédito bancaria permite mantener el récord crediticio intacto. (Foto: GEC)

La reprogramación de una deuda de crédito bancaria permite mantener el récord crediticio intacto. (Foto: GEC)

La reprogramación de una deuda de crédito bancaria permite mantener el récord crediticio intacto. (Foto: GEC)

Existen alternativas que las entidades bancarias suelen ofrecer a sus clientes para que el pago de las deudas por un crédito bancario no se convierta en una preocupación constante al inicio o fin de cada mes.

La refinanciación y reprogramación de deuda son dos opciones que permiten, en todos los casos, ampliar el plazo para el pago de las obligaciones y que el nuevo cronograma se adecúe a una capacidad de pago real.

En el caso de la refinanciación de una deuda, Rolando Castellares, abogado especialista en banca y finanzas, señala que la refinanciación siempre es una reprogramación que la entidad financiera puede aceptar otorgar al cliente para liberar a los deudores de ciertas condiciones por un lapso determinado.

"La refinanciación se produce ante el incumplimiento o mora del deudor, debido a que no tiene la capacidad de pagar la deuda, en las condiciones que se acordaron al inicio de la operación", afirma.

Por su parte, Juan Fernando Maldonado, líder de producto de BBVA Continental, agrega que la refinanciación se da cuando la persona ya se encuentra en una condición negativa para el banco.

"La refinanciación de una deuda es un 'producto remedio'. El banco da una solución pero en una condición más compleja para el deudor", indica Maldonado.

--La otra opción--
En la reprogramación, la situación es distinta dependiendo de la causa que motive al cliente a reprogramar su deuda, según explica Castellares.

"Una reprogramación como consecuencia de la mora del deudor, es refinanciar. Si no es esa la causa de la reprogramación, no estamos ante un deudor en dificultades de pago. Podría ser un deudor con excedentes y mayor capacidad de pago que prepaga parcialmente su deuda, que va a conllevar una reprogramación del saldo pendiente de pago", aclara el experto.

Para el vocero de BBVA la reprogramación de una deuda de crédito bancario se da cuando el deudor aun se encuentra "en condiciones normales".

"La recomendación (de reprogramar) parte de un ejecutivo. En ella se renegocia un plazo mayor para el cliente a efectos de que pueda cumplirlo para que no caiga en mora y su condición no sea negativa", destaca.

Maldonado menciona también que es importante reprogramar antes de caer en mora dado que las personas no siempre cuentan con el mismo flujo de dinero, y dicho mecanismo ofrece un plazo más acorde.

Leer comentarios ( )