Módulos Temas Día

Compra de deudas seguirá dinámica aun si las tasas de interés suben, estima Asbanc

Sectores de manufactura y comercio al por menor muestran la mayor demanda por financiamiento; mientras que préstamos para la construcción se recuperan lentamente.

tarjetas

tarjetas

(Foto: USI)

Gestión

La compra de deuda es una estrategia comercial que usan los bancos para captar a los mejores clientes del sistema financiero.

En tal sentido, independientemente de que empiece un ciclo alcista de las tasas, el gerente de Estudios Económicos de Asbanc, Alberto Morisaki, estimó que estas operaciones seguirán dinámicas, más aún considerando el buen comportamiento de la demanda interna.

“Se debe destacar que esta fuerte competencia en el mercado bancario se traduce en mejores condiciones financieras para las familias”, dijo.

Mediante la compra de deuda, una institución financiera ofrece al cliente de otra que traslade su crédito vigente, con la ventaja de cobrarle una menor tasa de interés.

El grueso de estos traslados corresponde a deudas con tarjetas, pero también a préstamos hipotecarios.

Luego, el ejecutivo detalló que los sectores que están destacando más en la demanda de créditos son la manufactura y comercio.

El financiamiento al primero ha pasado de registrar tasas de crecimiento anual de casi 0% en enero a 6.7% en julio último.

“Observamos un dinamismo importante en las empresas del rubro industrial de alimentos y bebidas, fabricación de productos químicos, así como de plástico y cauchos, entre otros.

Del mismo modo, en el sector comercio, particularmente al por menor, se ve una aceleración en el financiamiento”, dijo Morisaki.

Hoteles y restaurantes
“El rubro de hoteles y restaurantes y de actividades inmobiliarias también muestra un dinamismo importante. En otras palabras, el repunte de las actividades económicas no primarias durante el primer semestre del 2018 se ha reflejado en un aumento de los créditos a dichas actividades”, manifestó.

Además, aseveró que el financiamiento al sector construcción viene recuperándose lentamente tras un inicio de año incierto.

“Si bien las tasas de crecimiento durante todo el año han sido negativas, en los últimos meses los descensos han sido cada vez menores”, añadió.

A julio, los créditos directos a las empresas constructoras retrocedieron en 3.37%, mientras que tres meses atrás la variación fue de -6.28%, según Asbanc.

“El golpe provocado por los problemas de Odebrecht y otras empresas del sector fue severo; sin embargo, esperamos que la tendencia actual de recuperación se afiance en los siguientes meses, en línea con el mayor dinamismo de la actividad constructora”, dijo Morisaki.

Leer comentarios ( )