Bajo la modalidad de renta vitalicia, el jubilado transfiere su fondo a una empresa de seguros que pagará la pensión dependiendo de la modalidad elegida, pactando distintos aspectos como el tiempo máximo que recibirá la mensualidad. Incluso, puede asegurar a su cónyuge en caso de fallecimiento.

A diferencia de la jubilación bajo retiro programado (la otra opción en el mercado), el riesgo de vivir más de lo esperado lo asume la aseguradora, pues no le pagarán a partir de un fondo que pueda agotarse, sino de los términos del contrato con la aseguradora ¿Qué otros aspectos tomar en cuenta?

1. MonedaPara Mario Ventura, gerente general de Seguros Sura, lo primero es preguntarse qué moneda necesitará en el futuro. Normalmente son soles, pero quizás algunos planeen viajar o vivir en el extranjero.

2. InformarseLo segundo es informarse bien sobre las empresas, visitar y preguntar. "No se queden con ninguna duda porque es una decisión irrevocable. La idea es que lo clientes se formen una opinión propia", subrayó.Cabe resaltar que hay decenas de opciones el mercado: Bimoneda, vitalicia diferida, inmediata, entre otras.

3. RespaldoSi bien el regulador dispone que todas las empresas de seguros ofrezcan los mismos productos de renta vitalicia, Ventura recalcó que es necesario que el aportante compare el respaldo que tiene cada institución, así como el manejo de los recursos.

"Las empresas de seguros necesitan operadores solventes, idealmente con experiencia internacional en otros mercados y acceso a mejores inversiones, con métodos de control de riesgos y de gobierno corporativo alineados a los intereses del clientes", acotó. Es decir, es mejor si puede comprobar la sostenibilidad de la empresa.