MARCO ALVA PINOmalva@diariogestion.com.pe

Pese al revuelo que se ha desatado en los últimos días a raíz de que algunas entidades financieras han informado a sus clientes sobre mayores tasas de interés para los créditos de consumo, y el cobro de , el gremio bancario justificó estas alzas.

Y es que desde el 1 de enero entrará en vigencia el nuevo Reglamento de Transparencia de Información y Contratación de la Superintendencia de Banca Seguros y AFP (), que elimina cuatro vigentes y modifica otras dos.

Ante esta nueva regulación, los que se consideran afectados han optado en varios casos por reajustar sus tarifarios de créditos.

Aquella entidades que consideran que no es justa la prohibición de una que vienen cobrando, pues es la retribución a un servicio que ofrecen, han optado por distribuir ese costo a través de la tasa de interés, señaló Adrián Revilla, gerente general de Asociación de Bancos (Asbanc).

Explicó que frente a la , los tienen tres opciones: asumirla con sus propios costos, para seguir compitiendo; distribuir el costo en las tasas de interés para todos sus clientes, o establecer una tasa especial para aquellos clientes que sí hacen uso de aquel servicio prestado.

Revilla precisó que si bien la norma menciona la supresión de 18 comisiones, son solo cuatro los nuevos conceptos prohibidos, y los demás provienen de restricciones de años previos.

"Nada prohíbe que se creen nuevas comisiones, siempre y cuando se brinde un servicio real. Pero eso lo decide cada institución", dijo. Además, estimó que el alza de encajes decretada por el BCR, debería llevar a un incremento del costo del crédito el próximo año.