Módulos Temas Día

Los “amigos” son malos consejeros financieros

Especial TU DINERO. Sea cual sea nuestro estilo de vida y de familia, vamos a estar rodeados de personas que influirán en nuestra forma de administrar el dinero. Ciertos “amigos” pueden no serlo tanto a la hora de ahorrar.

notitle

Diario Expansión de EspañaRed Iberoamericana de Prensa Económica (RIPE)

Algunas personas cercanas pueden tentarte con planes que desvían tu presupuesto, aventuras financieras de dudosa estabilidad y préstamos difícilmente reembolsables. Reconocerlo y evitar que te arrastren a su desenfreno financiero es fundamental para no descuidar tu presupuesto.

¿Quién es un mal consejero?

Todo el mundo conoce a alguien que le hace gastar más dinero del que tenía previsto siempre que está con él o ella. Esa persona es un amigo en el plano personal, pero también un enemigo para las finanzas. Los planes de ese amigo son siempre espontáneos, alocados, y de presupuesto extremadamente volátil o desorbitado.

No hay que criminalizar a ese amigo, que no suele darse cuenta de lo que hace, pero sí debemos aprender a neutralizarlo.

La presión de grupo

Puede que estés ahorrando para algo o que tu situación financiera no sea la mejor, y es entonces cuando debes estar especialmente alerta para no dejarte arrastrar por esta clase de amigos que muchas veces actúan sin empatía alguna. Si además te rodean varios dentro de tu círculo cercano y no dejan de proponerte planes apetecibles, la resistencia es crucial.

Declina la oferta y, si lo necesitas, dales las explicaciones que consideres oportunas. Estos amigos sólo quieren compartir un buen rato contigo pero puede que sigan insistiendo y empiecen a presionarte.

No te dejes llevar por los nervios o el miedo al rechazo e intenta ser paciente y mantenerte en tu posición. En ocasiones, es difícil resistirse.

Si caes en la tentación, no te castigues, pero sé consciente de que la próxima vez tendrán que llevarse una negativa para que no se descuadre tu economía.

Consejos para "blindarte"

Si eres de ese tipo de personas a las que le cuesta decir "no", ten en cuenta ciertas directrices para evitar caer en las tentaciones que te proponen estos "amigos":

- Ten un presupuesto y controla el dinero que entra y sale de tus cuentas. La herramienta de Fintonic puede ayudarte.

- No te quedes en la simple negativa, explica los motivos por los que rechazas los planes. Tus motivos deberían bastar para parar la insistencia de tus amigos.

- Propón alternativas y hazles ver que tu negativa a participar en esos planes no es una cuestión de amistad, sino de presupuesto.

- Ante la insistencia, sé claro. Una conversación sincera sobre por qué no puedes participar en todo lo que proponen puede ser vuestra salvación.

Más del Especial TU DINERO:Educación financiera, una preocupación mundial ¿Qué debo tomar en cuenta antes de empezar a invertir en bolsa?

Leer comentarios ( )

Ir a portada