Módulos Temas Día

Ahorro, un hábito 
para forjar desde hoy

Especial TU DINERO. Guardar dinero no es cuestión de cuánto ganamos, sino de saber en qué gastamos y si planeamos para ello.

notitle

Aunque cada día se rompen mayores tabúes en nuestras conversaciones cotidianas, pareciera que abordar el tema del ahorro continúa siendo incómodo frecuentemente por dos razones: sabemos de antemano que es algo necesario, pero que no lo estamos haciendo en la mayoría de los casos.

El ahorro requiere disciplina, o de lo contrario sus beneficios no serán visibles, y no hay mejor día para empezar que hoy mismo.

Presupuesto, primer escalón hacia el ahorroAntes de iniciar un guardado, si es que usted forma parte de quienes no lo han hecho, una parte fundamental es hacer un esquema de sus ingresos y gastos mensuales y registrarlo en un presupuesto. En éste, además, es recomendable incluir sus objetivos de corto, mediano y largo plazo, y de esta manera asignar un ahorro fijo para cada uno, no importa cuán pequeño o grande sea el monto.

Aunque suene (y sea) muy fácil, las estadísticas apuntan a que ésta es una práctica que muy pocos realizan, ya que sólo 20% de los adultos en México lleva un registro de sus gastos, lo que provoca que se gaste el dinero desmedidamente, sin saber en qué y descuidando nuestras metas.

"Tenga un plan para sus objetivos y pregúntese: ¿cuándo necesitará de ese ahorro? ¿En cuánto tiempo desea reunirlo? Y sobre todo, un monto concreto para lo que quiera, así sean unas vacaciones o una casa", conmina Adriana Calderón Durán, vocera de Scotiabank de México.

Cuando estamos preparados, añade, existe un sentimiento de tranquilidad, ya que ante cualquier gasto fuerte estará preparado y no tendrá que recurrir al endeudamiento para financiar imprevistos.

Ante escenarios adversos, la mayoría de los mexicanos piden prestado a algún amigo o familiar (67%), empeña algún bien (36%) y sólo 35% acude a ahorros propios.

Si alguna vez ha intentado hacer una dieta o crear algún otro hábito, solemos decir que al día siguiente comenzamos, y nos precipitamos diciendo que de un día a otro cambiaremos por completo; sin embargo, éste es uno de los mayores errores al iniciar un ahorro.

"Procure que su presupuesto no esté ajustado; enliste obligaciones, pero también diversiones y demás, ya que si los gastos están muy apretados, abandonará el hábito (…) Si hacemos un cambio precipitado en nuestros hábitos, simplemente lo abandonamos y la motivación se va", añade Durán.

Usualmente ahorramos lo que nos sobra de la semana o quincena; sin embargo, los gurús de las finanzas personales advierten que es raro que sobre, por lo que no guardamos un solo centavo, o lo hacemos de manera irregular.

De ahí que el ahorro deba ser presupuestado como si fuera un gasto en cada quincena. Lo que los especialistas suelen recomendar es que este ahorro, al mes, sea de 10% de su ingreso. Si se le complica, puede empezar con 500 pesos si gana 10,000, y paulatinamente incrementar el porcentaje.

Uno de los principales mitos del ahorro es que no se hace porque no alcanza. Lo cierto es que el reto está principalmente en forjar el hábito; trabaje en ello, y una vez que lo logre, ahora sí, incremente los montos de ahorro para cumplir sus metas.

No comparar también cuestaCuando usted ya tenga un presupuesto y esté ahorrando un monto fijo al mes, quizá se pregunte: "¿Es todo lo que puedo hacer?". Al contrario, puede hacer mucho más, ya que existen malos hábitos que, a pesar de llevar un registro, nos generan gastos innecesarios.

Uno de estas malas prácticas es no saber lo que compramos, y específicamente no comparar entre las opciones disponibles, advierte Freddy Domínguez, director general de ComparaGuru.com.

"Entre las ventajas que trae comparar están precios más bajos y conveniencia, la cual se traduce en ahorro de tiempo y esfuerzo. El tener opciones siempre será una ventaja, ¿a quién no le gusta escoger?", agrega.

Las desventajas de no comparar aumentan cuando se trata de productos financieros, por lo que si es leal a su tarjeta de crédito, ¿sabe realmente por qué? ¿Conoce la oferta de otras entidades financieras?

"Los usuarios tienen una visión parcial del mercado. Normalmente sólo conocen los productos de su banco, y no debe ser así en un sector que ocupa el segundo rubro de mayor importancia en el gasto de las familias mexicanas, después de la comida", advierte Domínguez.

Diario El Economista de México Red Iberoamericana de Prensa Económica (RIPE)

Leer comentarios ( )

Ir a portada