Módulos Temas Día

Vinicultores de China se inspiran en Disney para competir

Un castillo en China es solo una parte de un ambicioso complejo de US$ 86.9 millones completado hace cuatro años justo a las afueras de la ciudad de Xi’an, en la provincia de Shaanxi. ¿Cuál es la relación con la producción local de vinos?

(Foto: Bloomberg)

(Bloomberg).- En Chateau Changyu Reina, torres de ladrillo de color miel rodean amplios patios empedrados y vastos salones con vigas de madera parecen estar preparados para albergar un inminente banquete medieval. A primera vista, el castillo y bodega Italianate podrían haber sido construidos hace cientos de años, en las colinas toscanas de Italia.

No lo fueron.

El castillo es solo una parte de un ambicioso complejo de 600 millones de yuanes (US$ 86.9 millones) completado hace cuatro años justo a las afueras de la ciudad de Xi'an, en la provincia de Shaanxi, en el centro de China. Se trata de una prodigiosa operación de vinificación alimentada por más de 800 hectáreas de viñedos.

En la actualidad, anualmente se producen 5,000 botellas, principalmente merlot, y el objetivo es aumentar la cifra en forma drástica. Las bodegas del Chateau Changyu Reina tienen capacidad para 150,000 barriles de roble.

Los falsos salones históricos del castillo también albergan una exposición interactiva que guía a los visitantes a través de la historia y la elaboración del vino.

Los espejos animan a los visitantes a sacar sus lenguas para examinar sus papilas gustativas. Hay una estatua de Baco, más una pared que exhibe los varios estratos del suelo. Inexplicablemente, un rostro gigante y sonriente, parecido a una uva de dibujos animados, sale de una esquina.

Un globo sobredimensionado pone de relieve otras regiones vinícolas del mundo, mientras que una mesa cubierta de tubos y botones Perspex pide a los usuarios que traten de hacer coincidir una región con un aroma. Incluso hay una sala dedicada a los ex líderes chinos (ninguno de los cuales parece estar disfrutando de una copa de vino).

Un país encantado por el vinoEste castillo simulado no es único. Es solo uno de una red de los llamados chateaux construidos en todo el país, desde la provincia de Ningxia a Pekín, por el productor más antiguo de China, Changyu. Estos magníficos castillos, cada uno inspirado en un país vinícola diferente de Europa, son un signo concreto de los ambiciosos planes de las compañías de vino del Reino Medio.

Según la Organización Internacional de la Viña y el Vino, China es el segundo productor vitivinícola por área de viñedos, después de Francia, con tierras de viñas aproximadamente del tamaño de Puerto Rico.

El reto que enfrentan los vinicultores chinos, sin embargo, no es la cantidad, sino mejorar la calidad del vino que esas tierras puedan producir, y allí es donde Changyu ha aprovechado a un nuevo socio experimentado para obtener ayuda.

Augusto Reina, de 77 años, no es sólo el homónimo de ese castillo de Shaanxi; es también el jefe de Illva Saronno Holding Spa, la bodega italiana más conocida en todo el mundo como el productor del licor Disaronno.

Reina ha aportado sus conocimientos para ayudar a la naciente industria china a producir cosechas inmejorables. A cambio, Changyu le puso su nombre a uno de los castillos y mandó hacer ​​una estatua de bronce de tamaño natural del italiano sentado en un banco en el viñedo, levantando un vaso.

Leer comentarios ( )

Ir a portada