Módulos Temas Día

Los US$ 10,000 millones que se juegan las aseguradoras en Rusia 2018

La lista de coberturas para el evento cubre infinitas posibilidades. Se asegura a la FIFA, emisoras de radio y televisión, patrocinadores, compañías de viaje, líneas aéreas y comercios, entre otros.

Messi en el Rusia 2018

(Foto: AFP)

(Foto: AFP)

El balón ya rueda por el césped ruso y la atención del planeta se concentra en las hazañas de las 32 selecciones participantes en el Mundial de Fútbol Rusia 2018, que ponen el punto y final a años de preparación y que concitan las ilusiones de millones de personas. Un espectáculo gigantesco en el que el mundo del seguro tiene un papel destacado, ya que supone un negocio de cerca de US$ 10,000 millones en pólizas.

La lista de coberturas para el evento cubre infinitas posibilidades.
Según Allianz, aseguradora oficial del campeonato así como de la FIFA, el coste para este organismo de cubrir las lesiones de los jugadores participantes alcanza los US$ 134 millones. Pero esta cifra solo agrupa una pequeña parte de los riesgos asegurados.

Sin seguros no habría Mundial de Fútbol, Juegos Olímpicos, ni el más pequeño de los deportes de competición oficial”, afirma en un informe Michael Furtschegger, director de Ocio Internacional en Allianz Global Corporate & Specialty. “Pocos pueden asumir el riesgo necesario para organizar una competición de estas características, en especial si tiene las dimensiones del Mundial de Fútbol”, indica.

La compañía recuerda que la lista de suscriptores de coberturas de riesgos incluye, además de la FIFA , emisoras de radio y televisión, patrocinadores, compañías de viajes, líneas aéreas o comercios. En la edición del 2010, celebrada en Sudáfrica, Lloyd’s estimó en US$ 9,000 millones el coste de asegurar la totalidad del acontecimiento, incluidos US$ 4,800 millones para asegurar estadios e instalaciones de entrenamiento y otros US$ 4,200 millones para asegurar otras oportunidades de negocio vinculadas al acontecimiento. “Algunas de estas oportunidades resultan impensables”, explica Furtschegger.

“Tomemos los derechos de retransmisión. Si la ceremonia inaugural se retrasa, aunque sea unos pocos minutos, por algo tan banal como un corte de electricidad, las emisoras se verán afectadas, ya que tienen contratados espacios publicitarios. Pues hay un seguro que cubre este tipo de interrupción”, recuerda el directivo.

Las consecuencias económicas de la cancelación o el aplazamiento debido a una catástrofe natural, al fallo de alguna infraestructura o a un ataque terrorista serían enormes. Tanto Rusia como la FIFA cuentan con seguros que cubren la indemnización en caso de que se cancele un partido o se traslade a otra sede, incluso en caso de que se cancelase por completo el Mundial.

Diario Expansión de España
Red Iberoamericana de Prensa Económica (RIPE)

Leer comentarios ( )

Ir a portada