Módulos Temas Día

Tommy Hilfiger: “La bancarrota fue mi MBA”

El diseñador conserva solo una parte de las acciones de su marca. Eligió vender la mayoría de los derechos con el fin de verla convertida en un imperio global.

(Foto: Getty Images)

Expansión de EspañaRed Iberoamericana de Prensa Económica – RIPE

Cuando hace un par de semanas dio comienzo la Semana de la Moda de Nueva York, las oficinas de Manhattan de Tommy Hilfiger eran un hervidero de actividad. El diseñador, sin embargo, permanecía imperturbable. "Llevo 40 años en el mundo de la moda y ya lo he visto todo", aseguraba con una sonrisa.

La carrera profesional de este diseñador, de 63 años, ha estado llena de giros. En 1969, cuando tenía 18 años, empezó vendiendo vaqueros y pantalones de campana a estudiantes universitarios.

"Mis padres se lo tomaron muy mal porque querían que siguiera estudiando. No les hice caso. Sabía que tenía madera de emprendedor y que había sitio para mí en el mercado", afirma.

Su profundo desconocimiento del negocio lo llevó a la bancarrota a los 25 años. Hilfiger llama a esta experiencia su "propio MBA. Una forma de abrirme los ojos".

En 1985, con el respaldo financiero del empresario indio Mohan Murjani, Hilfiger sintió que estaba listo para lanzar la mítica marca. Lo hizo con un cartel en Times Square junto a diseñadores como Calvin Klein y Ralph Lauren: "Fue una gran apuesta y en ese momento estaba aterrorizado".

Éxito globalEl esfuerzo valió la pena y la marca se convirtió en un éxito. En esa ocasión, Hilfiger se dio cuenta de que no estaba interesado en gestionar el negocio. En 1989 se lo vendió al empresario canadiense Lawrence Stroll y al magnate de la moda Silas Chou.

Hilfiger solo conservó una participación del 22.5%, pero eso nunca le quitó el sueño. "Hubo una época en la que me planteé dirigir el negocio y quedarme con los derechos, pero llegué a la conclusión de que siempre sería algo pequeño y lo que yo quería era construir una marca con presencia global", explica.

Una marca con siete vidasLa marca se ha expandido internacionalmente. El empresario está convencido de que "el secreto es que atrae a consumidores de todas las edades y estratos sociales".

Hoy es una de las firmas más destacadas de la moda; sin embargo, su historia no estuvo libre de lo que Hilfiger denomina "unos pocos baches en la carretera".

En el 2000, las ventas cayeron. El mercado estadounidense se saturó y esto afectó las acciones de la marca. La compra por US$ 1,600 millones por la firma de capital de riesgo Apax Partners facilitó el crecimiento en Europa. "A pesar de haber pasado por todo tipo de adversidades, Tommy es como un gato que tiene siete vidas", sostiene el consultor de marcas de lujo Robert Burke.

Hilfiger observa un cambio en el sector de la moda por la globalización. Él apunta a marcas "fast fashion", como Zara, H&M y Topshop: "Están en cada esquina, ofrecen un gran producto y buenos precios. Siempre habrá compradores que adquieran lo que estamos vendiendo", concluye Hilfiger.

Las Claves

-Liderazgo. El consejero delegado de Hilfiger, Fred Gehring, asumió el cargo de presidente de la compañía.

-Desempeño. En los últimos resultados trimestrales, los ingresos de Tommy Hilfiger han aumentado en un 9% hasta US$ 870 millones.

-Propuesta. La marca apostó por skinny jeans, chaquetas de piel y camisetas rayadas en la pasarela de Nueva York.

Hoja de vidaNombre: Thomas Hilfiger.Ocupación: Diseñador de moda estadounidense y fundador de Tommy Hilfiger. Nacionalidad: Estadounidense.Edad: 63 años.

Leer comentarios ( )

Ir a portada