Tomado de Diario FinancieroRed Iberoamericana de Prensa Económica

El restaurante más informal de la estrella de la cocina peruana en el Alto Las Condes, en la misma locación donde se ubicaba OlivaLimón, el fallido intento gastronómico donde participaba, entre otros, el también fallido candidato presidencial Lawrence Golborne. Sin embargo, Tanta es un restaurante a toda prueba, con una oferta sobre el centenar de platos, lleno de piqueos y otras tantas alternativas.

Ahora, por ejemplo, se están promoviendo varios platos acompañados de chilcanos, el combinado nacional del Perú, que es una mezcla de pisco peruano macerado en algo frutas, hierbas, chicha morada más ginger ale y un toque de amargo de Angostura. Un complemento ideal para este brebaje, por ejemplo, es el Gran Piqueo Tanta que contempla: causushi de pollo, tequeño criollo, lomo saltado, wantanes pulperos y anticuchos de corazón, o sea, un recorrido contundente por el piqueo peruano.

Otra sugerencia es la tradicional empanada de carne con azúcar flor y siempre acompañada de limón de pica con el chilcano de hierba Luisa, o el plato del pescador con causas y tiraditos que ofrecen con chilcano de maracuyá. Y si es un osado, tendrá su recompensa con el tamalito verde una maravillosa preparación que deja lejos, atrás, a nuestra humita con chilcano de rocoto. Y, como última recomendación, no deje de probar los postres.