Brasil está siempre en el mapa cuando se habla de fútbol. Y no de cualquier fútbol, sino de palabras mayores en el deporte más popular del mundo. Ese país es la sede del Mundial 2014, donde los equipos de primera línea, incluido el anfitrión, disputarán la Copa del Mundo. Es de suponer entonces, que hablar de fútbol brasilero es hablar de contratos jugosos y grandes sumas de dinero implicadas.

Precario¿O no es así? Según un informe de Pluri Consultoría, la situación del fútbol brasileño es precaria. En su último estudio, señala que los torneos brasileños han generado en 2013 US$ 213 millones por concepto de taquilla, cifra menor considerando que la Champions League recauda eso solo con 50 partidos, mientras Brasil necesito 3,940 partidos para alcanzar el monto.

Y si se compara con lo que mueve el fútbol americano, los números suenan más desalentadores: con 15 Super Bowls se recauda lo mismo que a los torneos brasileños les costó un año obtener.

PerjuicioAdemás de los números desalentadores, Pluri Consultoría asegura que el 80% de los partidos del 2013 han jugado en contra y perjudicado la taquilla en lugar de hacerla más rentable, un escenario que insiste la consultora viven pasivamente los actores principales del deporte en tierras brasileñas.

Según el informe, de 34 campeonatos evaluados, solo siete superaron la media nacional de recaudación por juego de US$ 51,603, el resto no logra remontar y corre más bien a pérdida. Existe en el país del fútbol un desinterés constante en muchos de sus torneos.

CIFRAS Y DATOSDebajo. De 34 campeonatos analizados, 10 torneos no alcanzan ingresos superiores a los US$ 4,264 por juego.

Nacional. Los torneos que menos expectativa generan en los hinchas son los nacionales. Copas como la Libertadores son a las que mejor les va en recaudación.

Afuera. El ticket promedio que paga el brasileño por ver un evento de competición internacional es de US$ 23, el doble de lo qu está dispuesto a pagar por un evento local.

Libertadores. El ticket promedio por esta copa es de US$ 24, por encima de la media internacional.