Módulos Temas Día

Shows para aforos pequeños conquistan Lima: la movida alternativa ya suena con fuerza

Manejar inversiones no tan altas supone uno de los beneficios de organizar eventos pequeños. No obstante, comparte un punto en común con shows masivos: las dificultades a la hora de buscar infraestructura adecuada.

Veltrac Music

Veltrac Music

Los megaespectáculos son eventos que llenan estadios, incitan a fanáticos a acampar por semanas en las puertas de los recintos, mueven una gran producción y –si todo sale bien– dejan una nutrida rentabilidad a las productoras. Sin embargo, estas pomposas puestas en escena ya no son las únicas que acaparan las miradas.

Dentro del mercado local una ‘movida’ se ha ido abriendo paso: los conciertos independientes que están dirigidos a un nicho específico. Y es que su organización tiene un punto a favor: a diferencia de los megaeventos que causan menos sensación cuando el artista retorna, el público de música ‘indie’ es más leal, y cada vez que la banda vuelve está presente.

Estrategia
Pepe Velásquez, productor general de Veltrac Music, comenta que la escena ha crecido a tal punto que ya se cuenta con proyectos que asumen el compromiso de cumplir una cuota de shows.

Según ejemplifica, “un ciclo de conciertos es el de Indie Gentes”, en el cual la banda The Drums (que llega por tercera vez) será la encargada de inaugurar el circuito de este año con una presentación en mayo.

Asimismo, el representante de Veltrac contó que la firma trabaja con flujos anuales en vez de contabilizar de manera unitaria cada concierto. No obstante, sí resaltó que apuntan a una rentabilidad que fluctúe entre 20% y 30%.

“En todo show hay riesgos, entonces no siempre hay una ganancia fija. Apuntamos como empresa a ciertos parámetros de rentabilidad en un marco de tiempo”, señala.

El empresario también se refirió a la apuesta de traer a un artista más de una vez y la consideró como un buen indicador que pone en evidencia la respuesta del mercado.

“Si regresa es porque está cultivando un mercado, una escena, una audiencia. Además, a diferencia de un artista mainstream, el plus de uno de nicho tiene una conexión con su público más profunda, directa, por lo cual hay un diálogo antes de que vengan y después”, argumenta.

Pros y contras
Así también uno de los beneficios de hacer conciertos de nicho en Lima, según Velásquez, es que no se suelen manejar inversiones o montos altos que puedan tener niveles de riesgo elevados.

Por lo contrario, una de las grandes dificultades para las productoras independientes limeñas al hacer este tipo de eventos es la infraestructura.

“Estamos sujetos a trabajar con lo poco que hay y las limitaciones que esto conlleva”, precisa el vocero de Veltrac.

La negociación
Además, de acuerdo a Veltrac, los montos por concierto varían en función a cada banda.

“Hay artistas que en otros mercados pueden ser gigantes, así que los montos son exorbitantes; hay otros que quieren entrar al mercado peruano y son negociables”.

Velásquez indica, sin embargo, que su plan es ser un desarrollador de artistas, más que un mero comprador de shows”, finaliza.

Leer comentarios ( )

Ir a portada