Sama se encuentra dentro del hotel de Miraflores. Este café de viajes nació hace cuatro años y, al ver que además de los huéspedes recibía clientes de la calle, se decidió remodelar su espacio.

La reestructuración de su arquitectura ocasionó un cambió en el negocio y la clientela de la calle pasó de ser un 20% del total de usuarios a un considerable 70%.

Lograr esas cifras, según Daniela Guanillo, gerente de , fue trabajoso porque "algunas personas creen que al estar en un hotel de cinco estrellas, la vestimenta es formal o que los precios son más caros de lo usual".

Guanillo asegura que los huéspedes del hotel generalmente piden productos clásicos, como un jugo de naranja o un café expreso. Los usuarios de la calle aceptan más la innovación.

"Si bien el ticket promedio de un huesped (S/.12) es más alto que el de un cliente de la calle (S/.9.80), con este último se puede jugar más con la carta. Se trabaja mucho con insumos peruanos como la chirimoya, lúcuma, postres con harina de coca. Adaptamos platos típicos a enrrollados y sandwiches".

En este momento factura alrededor de S/.45 mil al mes y no descartan abrir locales de manera independiente, separados de la cadena de hoteles Casa Andina. El año pasado ya tuvieron una experiencia de este tipo al ser parte de Mistura 2011.

Dónde irEsquina de Av. La Paz con Diez Canseco, Miraflores.